Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/1995 12:00:00 AM

Y DEL SEXO QUE?

Estudios recientes sugieren que Prozac, el antidepresivo más vendido en el mundo, puede apagar el deseo sexual.

SE LE LLAMA LA PILDORA DE LA FELICIdad porque parece contener los gramos esenciales de optimismo para darle sentido a la vida. Es el Prozac, el antidepresivo más alabado y más vendido en el mundo. Se estima que 10 millones de personas son consumidoras habituales. Sus seguidores son ejecutivos y amas de casa, la gran mayoría bordeando los 40 años, que necesitan una píldora para pasar bien el día, para tener más confianza, para elevar su autoestima, para estar mentalmente más alerta o para ser emocionalmente más fuertes.
El siquiatra estadounidense Peter Kramer, autor del libro 'Escuchando a Prozac', afirma que este fármaco da confianza a los tímidos, desinhibe a los acomplejados y a los introvertidos les proporciona la audacia de un vendedor de enciclopedias. Y gracias a este milagroso efecto, por cuenta del Prozac en la última década aumentaron en un 50 por ciento los consumidores de antidepresivos. La mayoría de sus seguidores son aquellos que se 'deprimen' por cuenta del clima, la rutina, la soltería, el sobrepeso, etc. y sobreviven tomando pastillas diseñadas para quienes verdaderamente padecen depresiones clínicas.
Pero esta droga 'maravilla' que adquirió fama por no tener efectos secundarios, al parecer sí los tiene. Ultimamente se ha descubierto que el Prozac es un antidepresivo que bloquea la libido. El polémico fármaco, que ya ha sido acusado de cambiar la personalidad, también puede anestesiar la sexualidad. Esto es algo que los especialistas han descubierto ahora, siete años después de su aparición. Según una especialista consultada en un informe de la revista Playboy, "los problemas sexuales entre los pacientes que toman Prozac ocurren en un 85 por ciento de las mujeres y un 75 por ciento de los hombres". Igualmente, en la revista Siquiatría Clínica, el doctor William Peterson afirma que un 60 por ciento de los hombres de alrededor de 40 años que estaban tomando una dosis diaria de 20 miligramos de Prozac dijeron haber experimentado impotencia y eyaculaciones "retardadas".
Esto se ha descubierto por casualidad. Nadie le había preguntado a los consumidores de Prozac si habían ocurrido cambios drásticos en su vida sexual. Un estudio publicado en la revista Siquiatría Clínica por el doctor Federick Jacobsen, señala que de 160 pacientes tratados con Prozac un 34 por ciento reportó cambios en sus hábitos sexuales. Y el efecto es tan abrumador que sugiere que el fármaco "puede ser un excelente candidato para tratar individuos con obsesiones sexuales o antecedentes de abuso sexual".
¿Cuál es la razón para que este nuevo antidepresivo disminuya el deseo sexual? La mayoría de los antidepresivos trabaja aumentando el nivel de serotonina, un neurotransmisor del cerebro. Prozac -la estrella sicofarmacéutica de los 90- contiene fluoxetina, sustancia que inhibe la recaptación de serotonina, lo que hace que esta se mantenga en su nivel normal. Se ha demostrado que los episodios de depresión aguda coinciden con los niveles más bajos de esta sustancia. Aunque el medicamento eleva el nivel de serotonina, está involucrada en gran parte de las funciones del cerebro, incluido el comportamiento sexual.
Lo que muchos especialistas sostienen es que Prozac afecta el cerebro y el cerebro afecta el sexo. Así que mientras aumentan sus seguidores también aparecen sus detractores, quienes aseguran que uno de sus efectos secundarios es producir impotencia en los hombres y disminuir el apetito sexual en las mujeres. Por supuesto no todos los que toman Prozac opinan que la falta de funcionamiento sexual sea un problema. Elizabeth Wurtzel, autora de 'Nación Prozac', cuenta "Cuando empecé a tomarla me sentía tan miserable que si alguien me hubiese dicho que esto iba a atrofiar mi capacidad para disfrutar el sexo, yo le hubiese respondido que ya estaba suficientemente atrofiada. Empezar a tomar drogas siquiátricas debe ser un acto de desesperación. Si uno está en un punto donde le preocupa cómo puede afectar su vida sexual, seguramente no necesita tomar estas drogas".
La verdad es que así la pastilla convierta a muchos deprimidos en seres encantadores y dinámicos, la capacidad de funcionar sexualmente también es indispensable para su autoestima. Esto ha preocupado a muchos, pues sólo aquellos verdaderamente deprimidos están dispuestos a renunciar a su vida sexual... porque de todas maneras es nula.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.