Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/01/06 16:00

Las tendencias del 2016 para estar en forma

La tecnología incorporada en las prendas de vestir para medir la actividad física y el entrenamiento con peso corporal hacen parte de la lista.

La oferta de actividades y ejercicios es cada vez mayor, por lo que es probable que haya uno que se adapte a la necesidad de cada persona. Foto: Pete Saloutos / Corbis.
;
BBC

¿Quiere estar en forma? ¿Fue uno de sus propósitos de fin de año? ¿Sueña con perder algunos kilogramos? Seguramente no es la única persona a la que estas preguntas han invadido su mente con la llegada del nuevo año.

Al fin de cuentas, el 2016 será un año deportivo por excelencia con la celebración de los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro, los primeros en suelo sudamericano.

Pero lo cierto es que no hace falta que llegue a ser un atleta de élite para cumplir unos objetivos mínimos y activarse físicamente.

El Colegio de Medicina del Deporte Estados Unidos (ACSM, por su sigla en inglés) publicó hacia finales del 2015 su estudio anual sobre cuáles serán las tendencias que marcarán el mundo del fitness este año, una lista en la que se repiten algunas categorías, otras ratifican su auge y otras más vuelven a estar de moda.

En la encuesta que la ACSM llevó a cabo consultando cerca de 3.000 preparadores físicos se coloca en primer lugar a los dispositivos tecnológicos incorporados a las prendas de ropa o que se pueda portar.

Según el estudio, esta tendencia que permite llevar el registro, paso por paso, de toda la actividad física que su cuerpo realiza durante un día, así como rutinas de ejercicios planificadas a largo plazo, forma parte de un mercado que estará rondando los $6.000 millones de dólares en el 2016.

En segundo lugar se ubica el entrenamiento con peso corporal, como una manera de regresar al concepto básico de los ejercicios, y en tercero los entrenamientos intervalos de alta intensidad.

La lista de las cinco tendencias se completa con los ejercicios en los que se busca fortalecer los músculos, con rutinas de pesas, y el aumento de preparadores físicos o entrenadores personales cualificados, que permite un acceso más fácil a personas que han recibido la educación necesaria para poder instruir adecuadamente y cumplir con las regulaciones que se están aplicando en diferentes partes del mundo.

Por otro lado, la prestigiosa publicación Mens Fitness agrega en sus predicciones que habrá un aumento en las sesiones de ejercicios que incluye movimientos de las artes marciales mixtas.

También considera que se expandirá el uso de los dispositivos para hacer un control constante del ritmo cardíaco y crecerá la popularidad de ejercicios en grupo en edificios donde se alquilan y comparten oficinas, algo que va de la mano con la cada vez más frecuente presencia de trabajadores móviles en el mundo laboral.

En cuanto a los tipos de actividades que se cree estarán de moda este año, sólo hay que dar un vistazo a las propuestas que surgieron en la convención de fitness que se lleva a cabo en Los Ángeles cada año, con más de 14.000 preparadores físicos de unos 60 países que buscan encontrar la fórmula perfecta para satisfacer las demandas de sus clientes.

Lo que está cada vez más en boga es conseguir resultados en el menor tiempo posible y de la manera más divertida, de allí de la aparición de rutinas como In-Trinity, que combina elementos de yoga, Pilates y movimientos de artes marciales sobre una tabla especialmente diseñada para estar a una inclinación de 45 grados.

O Pulse, que en el fondo es una clase de ejercicios aeróbicos al ritmo de la música de los clubes nocturnos que se hicieron famosos en los años 90 en Ibiza y las salas se acondicionan para la ocasión con luces de discoteca y barras de neón.

Otro aumento que se percibe es en las rutinas en las que prevalecen movimientos primitivos o de animales como Mov Nat o Zuu y aquellos en los que el cuerpo queda suspendido en el aire como Bhodi o TRX.

La oferta de actividades y ejercicios es cada vez mayor, por lo que es probable que haya uno que se adapte a la necesidad de cada persona. A partir de allí lo único que falta es la voluntad de estar en forma.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.