Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/21/1991 12:00:00 AM

DEPRESION DOMINGUERA

Los sicólogos intentan explicar el bajonazo de ánimo que siente la mayoría de la gente durante las últimas horas del fin de semana.

ES DOMINGO POR la tarde. La sola idea de la mañana siguiente produce depresión. La dicha del viernes se torna en melancolía. No le sucede a todo el mundo, pero es raro encontrar a alguien que no sufra este bajonaso de ánimo. Ahora los científicos intentan encontrar una explicación al síndrome de lunes.

Algunos cronobiologistas afirman que el problema reside en que al terminar el fin de semana, el organismo trata de sincronizarse nuevamente con su reloj biológico. En los días de descanso la gente cambia de horario -se acuesta y levanta más tarde- lo cual confunde al control cerebral que rige el ciclo de vigilia y sueño y que regulla las hormonas, la temperatura corporal, la presión sanguínea y otras funciones. Esto puede afectar el estado de ánimo. Según esta teoría, quienes alteran completamente su ciclo durante el fin de semana, el lunes, cuando el despertador suena a las seis de la mañana, su cerebro y su organismo reaccionan como si fueran las cuatro de la madrugada.

Pero no sólo es el cansancio producido por el trasnocho del viernes, la fiesta del sábado y el deporte del domingo lo que contribuye a este fenómeno. Para algunos, la causa de la depresión dominical es obvia: el
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1829

PORTADA

Gran encuesta presidencial

Vargas Lleras arranca fuerte, Petro está estancado, Fajardo tiene cómo crecer y los partidos tradicionales andan rezagados. Entre los uribistas, Ramos se ve fuerte. Y Santos tiene 35 por ciento de aceptación. Gran encuesta de Invamer para Caracol Televisión, Blu Radio y SEMANA.