Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/17/2014 12:00:00 AM

Los ‘derrames’ cerebrales son peores en las mujeres

Las mujeres tienen peor calidad de vida que los hombres después de sufrir una isquemia cerebral, afirma estudio.

;
BBC
La investigación estadounidense, publicada en la revista Neurology, estudió la salud mental y física de 1.370 pacientes a los tres meses y un año después de haber sufrido un accidente cerebrovascular. Los investigadores encontraron que ellas presentaron mayor depresión, ansiedad, dolor, malestar, así como una movilidad más limitada que sus contrapartes masculinas.

Los investigadores del Wake Forest Baptist Medical Center, en Carolina del Norte (EE. UU.) estudiaron a pacientes que habían sufrido accidentes cerebrovasculares o ataques isquémicos transitorios (AIT), estos últimos también conocidos como "miniderrames".

La calidad de vida se calcula mediante una fórmula que evalúa la movilidad, el cuidado personal, las actividades cotidianas, la depresión o ansiedad; y el dolor.

Tres meses después de padecer el evento, las mujeres fueron más propensas que los hombres a reportar problemas de movilidad, dolor, malestar, ansiedad y depresión, con agravantes en quienes eran mayores de 75 años.

Después de un año, las mujeres aún tenían puntuaciones más bajas de calidad de vida en general que los hombres, pero la diferencia entre ambos era más pequeña.

Expertos de Reino Unido dicen que ellas tienden a padecer accidentes cardiovasculares a mayor edad que los hombres y que por su edad pueden necesitar mayor cuidado. Sin embargo, el estudio también señala que, gracias a las mejoras en los tratamientos y la prevención, más personas sobreviven en la actualidad a una isquemia cerebral que quienes lo sufrían hace 10 años.

Se necesita apoyo

Cheryl Bushnell, directora de la investigación y experta en accidentes cardiovasculares y su prevención, aseguró que el estado de ánimo, la habilidad de moverse, la percepción de dolor y malestar pueden empeorar la calidad de vida de las mujeres.

La experta dice que, en general, ellas tienen menos masa muscular que los hombres lo que hace más difícil su recuperación cuando sufren un derrame.

"Descubrimos que las mujeres tienen peor calidad de vida que los hombres hasta 12 meses después del ataque", aseguró Bushnell.

"En la medida en que más personas sobreviven a los accidentes cerebrovasculares, los médicos y otros profesionales de la salud deben prestar atención a las cuestiones relacionadas con la calidad de vida y trabajar para desarrollar mejores intervenciones, además de desarrollar cuadros de género para optimizar las vida de los pacientes", agregó.

Por su parte, Madina Kara, una neurocientífica de la Asociación de Derrames Cerebrales de Reino Unido, aseguró que el estudio muestra que a las mujeres les va peor que a los hombres después de un ataque de este tipo y dijo que "las razones para eso no son del todo claras".

"El estudio muestra que una mujer de más de 65 años tiende a vivir sola, un factor que contribuye a su reducida calidad de vida por falta del apoyo adecuado".

"Nosotros sabemos que las mujeres tienden a sufrir derrames cerebrales cuando son mucho más mayores que los hombres, lo que disminuye las posibilidades naturales de una recuperación". Además, señaló que "lo que el estudio enfatiza es que las mujeres podrían no estar logrando el apoyo que necesitan para optimizar su calidad de vida".

"Es esencial que todos los supervisores de accidentes cardiovasculares reciban el mejor cuidado y la atención de los servicios sociales y de salud para conseguir una mejor recuperación", concluyó Kara
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.