Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2016 10:03:00 PM

Descubren nueva especie de pepino marino

Investigadoras de la Universidad del Magdalena hallaron en el mar caribe un nuevo tipo de pepino marino, un animal muy apetecido en la gastronomía internacional.

En las playas de Santa Marta las ingenieras pesqueras, Vianys Agudelo y Wensy Vergara, y con el apoyo de la bióloga Lyda Castro, descubrieron una nueva especie de pepino de mar. Gracias a varios estudios morfológicos y de ADN, estas investigadoras de la Universidad del Magdalena pudieron determinar que este equinodermo tenía diferencias considerables con las especies más comunes que habitan los mares del país. La nombraron Isostichopus sp.nov.

Los pepinos de mar son organismos, de forma tubular, muy comunes en la fauna marina colombiana. Se pueden encontrar a cinco o tres metros de profundidad en el mar, así como en las rocas o en la superficie. “Estos cumplen una función importante en el ecosistema pues luego de alimentarse, de bacterias, microalgas, y arena, evacuan carbonato de calcio al hacer sus deposiciones, elemento que puede ser fijado por otros animales como los corales”, indica Adriana Rodríguez, líder del grupo de investigación GIDTA de la Universidad del Magdalena.

Estos equinodermos, que presentan sexos separados no distinguibles a simple vista y se reproducen por vía sexual o asexual, son un majar en la gastronomía de los países asiáticos y europeos. Aunque en Colombia no se consume, flotas pesqueras de otros países han ido explorando diversos nichos donde habitan los pepinos para capturarlos y comercializarlos. Además, pescadores de la zona caribe en Colombia comenzaron a cazar de manera artesanal e indiscriminadamente los pepinos para venderlos entre 500 y 1.000 pesos el kilo, lo que causó, según Rodríguez, la disminución de su población en la costa caribe.

El grupo de investigación, al enterarse de este caso y para evitar la depredación de los pepinos de mar, propuso estudiarlos y determinar sus ciclos de reproducción para cultivarlos en laboratorios, como lo hacen en el país con los camarones, y así lograr una mejor comercialización en los países que lo consumen sin afectar el ecosistema marino. El proyecto, que comenzó en 2010 y que tuvo un costo cercano a los 200 millones de pesos, contó con la financiación de Colciencias y demostró que era posible llevar a cabo la reproducción controlada de los pepinos.

La recolección de muestras se hizo en las playas de Santa Marta, El Rodadero, Taganga y diferentes áreas de las costas del Magdalena, con la ayuda de pescadores artesanales. Durante este tiempo las científicas lograron reunir información biológica que dio indicios sobre el descubrimiento de una nueva especie. Para comprobar su teoría las investigadoras tocaron las puertas del Sistema General de Regalías de la Gobernación del Magdalena. Luego de cuatro años de investigación, confirmaron sus sospechas.

El nuevo hallazgo se suma a las 37 especies de pepinos de mar existentes en Colombia. En este momento las investigadoras esperan la publicación de los resultados de su investigación para que puedan ser avalados por la comunidad científica internacional. Una investigación, que además de hallar una nueva variedad, logró proponer una forma sostenible y amigable con el ambiente de cultivar y comercializar el pepino marino, una especie que puede costar entre uno y cien dólares el kilo en el mercado internacional.

“Estas investigaciones permitieron destacar la importancia de las especies nativas, las cuales contribuyen en la oxigenación de los ecosistemas marinos. Además notamos que puede lograse una explotación sostenible del producto que podría contribuir con la seguridad alimentaria y con brindar trabajo a los pescadores artesanales de nuestras costas para ser exportado como producto de alta calidad nutricional”, sostiene Rodríguez.

Después de este importante descubrimiento para la ciencia, el grupo de investigación continuará con la realización de ensayos de reproducción in vitro y reproducción natural. Mientras tanto en la actualidad existe en la Universidad del Magdalena una muestra de la especie conservada en alcohol con libre acceso a los investigadores interesados en conocer o investigar más de esta nueva nuevo pepino marino descubierto en el caribe colombiano.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.