Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/16/2011 12:00:00 AM

Destino final

La semana pasada, la NASA anunció las últimas moradas de los transbordadores espaciales que, luego de 30 años de misiones, entrarán a formar parte de la colección de varios museos en Estados Unidos.

La semana pasada, la NASA anunció las últimas moradas de los transbordadores espaciales que, luego de 30 años de misiones, entrarán a formar parte de la colección de varios museos en Estados Unidos. El Discovery, el más antiguo y cuyo último vuelo finalizó en marzo, será exhibido en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Washington, que hace parte del Smithsonian Institution; el Centro de la Ciencia de California, en Los Ángeles, recibirá al Endeavour, que a finales de este mes realizará su última misión; el Atlantis, que en junio saldrá a su viaje final, regresará al Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida, y por último, el prototipo del Enterprise, que nunca salió al espacio, irá al museo Intrepid de Nueva York. Estas instituciones tendrán que negociar con la NASA el costo del transporte, avaluado en cerca de treinta millones de dólares. Algunas de ellas, como el Smithsonian, recibirán apoyo del Congreso para el desplazamiento de estos vehículos espaciales. Adicionalmente, cientos de piezas de equipos del programa de transbordadores espaciales serán exhibidos en otros museos, como el de Seattle. Según los portavoces de la NASA, las naves podrían estar listas para ser transportadas a principios o mediados del próximo año.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?