Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/01/17 00:00

Dietas en la red

Hacer dieta en Internet está de moda. Los programas que se ofrecen son populares y muy efectivos.

Dietas en la red

Desde muy joven Vashti Ataya, un ama de casa estadounidense, había sufrido por su peso. Como todas las personas obesas, lo había intentado casi todo. Un polvo que mezclado con agua le reemplazaba las comidas, drogas para la tiroides, estrictos regímenes alimenticios, medicamentos para adelgazar... Todas estas fórmulas funcionaban pero al cabo de un tiempo, cuando el tratamiento terminaba, ella volvía a recuperar el peso perdido. Era víctima de las dietas yo-yó. En una oportunidad, gracias a un estricto plan de adelgazamiento, alcanzó a pasar de 123 kilos a 64. Pero tres años más tarde había vuelto a ganar 45 kilos. Tomó la firme decisión de no volver a subirse en la balanza y olvidarse de las dietas y los sacrificios. Hace dos años quiso darse una nueva oportunidad para cambiar su silueta. Buscando recetas en la red, Vashti encontró un sitio llamado Cyberdiet.com, en donde ofrecían una dieta que sin drogas ni alimentos prefabricados ayudaba a las personas a bajar de peso y a adoptar un régimen alimenticio más saludable para toda la vida. “No lo podía creer. Todo lo que necesitaba estaba ahí. Información nutricional, ejercicios, lista de compras, todo”. Como en otras ocasiones, pensó que esto no iba a funcionar pero para su sorpresa el sitio le ayudó a bajar 40 kilos en año y medio. “Por primera vez estaba bajando de peso comiendo de la manera correcta, sin sentir privaciones”. Pero su viaje no ha terminado pues la meta es quitarse de encima 68 kilos y luego mantener la aguja de la balanza en el mismo lugar.

Así como Vashti, millones de personas en el mundo adelgazan por Internet. No es que navegar sea un oficio agotador que haga quemar calorías. Estas personas lo hacen a través de la guía experta de nutricionistas virtuales que han montado complejos centros de nutrición en la red para ayudar a las personas obesas o con kilos de más a bajar de peso y mejorar sus hábitos alimenticios.

Como la red es una especie de réplica virtual del mundo real, lo lógico era imaginar que estos sitios algún día entrarían en escena. Pero lo que tal vez nadie imaginó es que llegaran a ser tan populares y efectivos.

Solo en eDiet.com, desde comienzos de este año, se han incrementado en un 60 por ciento el número de suscriptores. Hoy cuenta con más de un millón de afiliados en 30 países del mundo, que no sólo visitan el sitio para bajar de peso sino para obtener cualquier información nutricional. Según cifras de la empresa un 90 por ciento de quienes hacen el programa para adelgazar en tres meses alcanzan a bajar en promedio un kilo por semana, es decir, entre tres y cuatro al mes.

Esto se logra gracias a un plan individualizado de comidas para bajar el peso deseado. El costo es de 70 dólares. Este precio incluye recetas, una lista semanal de alimentos que la persona debe comprar en el supermercado y una guía diaria con las metas personales del paciente. También cubre la posibilidad de consultar a un experto las 24 horas y recibir apoyo a través de e-mails y chats.

Además de ofrecer el programa para conseguir el peso ideal en Cyberdiet.com el paciente tiene acceso a un club de salud, a programas de ejercicios, a chats con un chef experto en cocina saludable y a una lista de más de 600 productos con sus valores nutricionales. Todo esto sin costo alguno. En entrevista con SEMANA Timi Gustafson, dietista cofundadora de Cyberdiet, dijo que el objetivo es que todos lo pacientes bajen en promedio un kilo a la semana.



Se mantiene

Pero la gracia de estos sitios no son las dietas o que en tres semanas se logre bajar muchos kilos. De hecho, la mayoría recomienda regímenes tradicionales que buscan que la persona coma menos y en forma más balanceada.

Lo que más sorprende es que además de ayudar a bajar de peso logran que se mantenga, lo cual es, según médicos y nutricionistas, la fase que requiere un compromiso más grande por parte del paciente pues exige de cambios drásticos en el estilo de alimentación.

En Cyberdiet, Gustafson pretende que los usuarios hagan esos cambios —no importa cuán pequeños parezcan— para obtener beneficios a largo plazo. “Es una carrera larga, por eso lo importante es apoyarlos”. Tampoco se trata de hacer grandes sacrificios de por vida sino de saber equilibrar. “Si la persona sabe que viene una ocasión especial le aconsejamos que se apriete el cinturón antes para que pueda disfrutar ese día”.

Mantenerse en esa dura batalla se logra gracias a la extensa red de apoyo que ofrecen estos centros cibernéticos de nutrición. Al igual que con Weight Watchers, la fortaleza individual llega de la energía de todo el grupo. Sin embargo, en el caso de las dietas por Internet, hay un elemento crucial que es el anonimato. Según dijo a SEMANA Donna DeCunzo, directora de nutrición de eDiet, los pacientes por Internet están más dispuestos a dar información sobre ellos mismos que en una cita personal con el médico. “Lo que me tomaba seis sesiones para conocer sobre mi paciente en mi práctica privada ahora me toma un solo encuentro on line”.

Aunque lo natural con los nuevos servicios es que le salga uno que otro crítico, en este caso los sitios web han contado con el respaldo de instituciones como la American Dietetic Association, una organización de más de 80 años de trayectoria, cuyos directivos recalcan que el valor de estos centros virtuales radica en el fácil acceso a la información y el apoyo de los expertos desde la privacidad de la oficina o la casa. Un estudio realizado por la Universidad de Brown sobre la efectividad de las dietas on line también concluye que Internet puede ser un gran vehículo para este tipo de programas. El estudio comparó dos grupo de personas con sobrepeso. Los del primer grupo, a quienes se les dio información de los sitios web sobre cómo hacer dieta, perdieron 1,5 kilos en las primeras 12 semanas. Pero los miembros del otro grupo, quienes tuvieron que dar información sobre sus comidas, preguntar a los expertos y participar en chats, bajaron 4,5 kilos en 12 semanas. Por lo tanto la interacción es básica para una mayor efectividad.

De modo que si alguien quiere comer ese chocolate que le hará aumentar un par de kilos lo único que debe hacer es conectarse a Internet, ingresar a un chat y encontrará gente que se ha sostenido en la misma lucha y está dispuesta a ayudar a mantener alejado de todas las tentaciones a los potenciales pecadores.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.