Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/3/1990 12:00:00 AM

DIME QUE COMES...

Caviar, lechugas o pastillas, todo el mundo elige una forma de alimentarse que termina convirtiéndose en una filosofía.

Comer dejó de ser la primera ley de supervivencia para convertirse en una filosofía. La forma como cada persona elige sus alimentos, dice tanto de su estado de salud, como de sus creencias y de su forma de vida.
"Dime qué comes y te diré quién eres" ha tomado más vigencia que nunca, ahora que una buena alimentación y una vida saludable, se han convertido en la meca de todo el que pretenda, no sólo estar en buen estado físico, sino "in".
Además, comer, no es sólo una necesidad que se debe satisfacer todos los días. Es también una fuente inagotable de placer para unos, una responsabilidad con la naturaleza para otros, y la clave de la longevidad para la mayoria.
En el momento de escoger tendencias, hay una para todos los gustos. Los aficionados a la alimentación "espacial" están convencidos de que la ciencia sí ha podido superar a la naturaleza y, por lo tanto, su provisión diaria está compuesta por varios frascos de complementos alimenticios. A la inmensa variedad que ofrece hoy el mercado de cápsulas y pastillas que contienen fórmulas balanceadas de aminoácidos, vitaminas, minerales y grasas esenciales, estas personas suman diariamente pequeñas dosis de verduras y frutas.
José Fernández Gómez, presentador del Noticiero de las 7, es un asiduo visitante de las tiendas naturistas. En el momento de escoger sus dosis diarias de pastillas, se deja llevar por el color de la etiqueta, compra seis o siete frascos y empieza a consumirlos mientras espera en la caja. Los comensales "espaciales" están convencidos de que este tipo de alimentación -que antepone la nutrición a los placeres del paladar fortifica el sistema inmunológico, protege de las enfermedades y aumenta las capacidades físicas y mentales. Poco acuden a restaurantes y en los compartimientos diseñados para la mantequilla, la leche y los huevos de su nevera, se exhibe una completa colección de frascos con pastillas de todos los colores . Margaret Thatcher, la dama de hierro que lleva más de diez años en el poder en Inglaterra, le hace tantas concesiones a su estricta dieta espacial, como a Saddam Hussein.
El lado opuesto de los espaciales son los gourmets. Ellos aman la comida, y el fin último de la alimentación es complacer los sentidos. La calidad se impone sobre la cantidad y cada bocado es un "regalo divino" que merece ser saboreado. Para los gourmets la hora de la comida es un rito que planean, disfrutan, comparen y guardan en el repertorio de sus mejores recuerdos. Les importa tanto el sabor de la comida que terminan desarrollando paladares exquisitos imposibles de engañar. Fernando Londoño Henao, ex presidente de Caracol, es un exponente de esta filosofía alimentaria. Para él cada comida es un acto civilizado. Una famosa gourmet de la realeza europea es la duquesa de York, Fergie, cuya figura delata uno de los riesgos en que incurre este tipo de personas aficionadas a la buena mesa: los excesos .
Pero también hay algunos para quienes la salud personal importa tanto como la de los demás. Los alimentos que consumen deben ser nutritivos, pero también deben respetar el equilibrio ecológico.
Ellos son los conocidos como los Verdes. En los Estados unidos el interés de los verdes por el equilibrio natural llega al extremo de organizarse para no comprar los productos de las multinacionales que maltratan el sistema ecológico de los países pobres. En Colombia, aunque no se llega a esos extremos, hay una gran cantidad de gente que se acomoda a la fisolofia de la alimentación verde. Pilar Castaño considera la fibra como el punto de vanidad de la buena salud. Grandes cantidades de frutas, verduras, granos y agua son, para ella, los elementos que la naturaleza inventó para que el hombre se alimente.
La figura del cincuentón actor de Hollywood, Roben Redford, -apasionado seguidor de los verdes demuestra las bondades de esta tendencia alimentaria.
Finalmente, están las personas -los sensibles que escogen muy bien lo que comen pero no hacen de la alimentación diaria un rito particular.
Conocen el valor nutritivo alimento y mercan en cualquier supermercado, eso sí, eligiendo cuidadosamente cada producto. No palidecen frente a un enlatado o a un congelado y aceptan los populares cornfiables al desayuno.
Pero se mantienen inquebrantables en cuanto a las normas generales de la buena alimentación: frutas, verduras y granos.
Para Amparo Grisales -fiel exponente de los comensales sensibles comer es más bien un asunto de sentido común. Conociendo cuáles son los pros y los contras de cada alimento, se puede crear un hábito alimentario sano y descomplicado" .
Frente a todas estas tendencias hay un grupo de fervientes defensores de la comida sin límites. Son los asiduos visitantes del "Palacio del colesterol". Para ellos, conocidos también como gourmants, comer toda clase de cosas es un placer que no les impedirá ocupar un sitio de honor en el momento del juicio final.
ESPACIAL
Para estas personas la comida no es una simple necesidad sino una medicina. Confiados en los avances científicos que lograron alimentar a los astronautas en el espacio, anteponen una nutrición balanceada a los placeres del paladar. Por lo tanto, complementan una muy escueta dosis de alimente frescos, con pastillas, cápsulas y toda suerte de alimentos concentrados.

VERDE
Para estos exponentes de la buena alimentación, la salud no es suficiente: lo que comen tiene que ser bueno, no sólo para ellos, sino también para el planeta. Les interesa tanto la comida, como que su consumo no afecte el equilibrio ecológico. No sólo se sino que quieren saber en qué condiciones fue criada la gallina Para estos, la fibra es su ley.

GOURMENT
Para ellos las delicias de la buena mesa definen la vida civilizada. El momento de sentarse a manteles, es una ocasión digna de ser planeada, saboreada y recordada. La calidad se impone sobre la cantidad y el objetivo final de la alimentaciónes que los sentidos queden satisfechos. Ellos no importa cuál sea la comida que elijan, la disfrutan como el mejor de los recuerdos.

SENSIBLE
Estas personas se fijan en lo que comen pero no demasiado. Para ellos alimentarse es simplemente algo que hay que hacer todos los días, manteniendo unos límites claros de nutrición. Por lo tanto siguen dietas, saludables. balanceadas pero sobre todo, descomplicadas. Son compradores de supermercado pero extremadamente quisquillosos con las normas de calidad e higiene. Quieren comida limpia, segura y fresca.

MARGARETH THATCHER
ESPACIAL
Desayuno
Combinación de frutas frescas yogoun biodinamico nueces semillas agua filtrada suplemento Mega.

Comida Fuerte:
Ensalada búlgara pescado biogenético ensalada californiana leche de almendras jugo de frutas suplemento Mega Leche de almendrasensalada de berrosgranos batidos suplemento


ROBERT REDFORD
VERDE
Desayuno
Avena Miel pan integral Leche cruda Té fruta fresca.

Comida Fuerte:
Sopa de pescado ahumado Coliflor Ensalada de papa Jugo de manzana Queso inglés.

SARAH FERGUSON
GOURMET
Desayuno
Champiñones
Tostadas francesas
Té Assam frambuesas.

Comída Fuerte:
Omelette de cangrejo
Tomates a la griega
Papa al vapor
Queso Muscadet

TOM CRUISE
SENSIBLE
Desayuno
Cereal sin azúcar
Tostadas con mermelada

Jugo de naranja concentrado

Comida fuerte
Ensalada verde
Coq au vin
Tres verduras
Vino
Postre de limón
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.