Domingo, 22 de enero de 2017

| 2000/10/23 00:00

Dolores de la mente

La depresión ataca a uno de cada cuatro colombianos pero casi nadie pide ayuda.

Dolores de la mente

Las personas siempre están atentas a los dolores del cuerpo pero no a los del alma. Cuando se tiene un dolor de cabeza se va directamente a un médico, pero ante el insomnio, la tristeza o la insatisfacción con las cosas lo más común es que las personas ignoren los síntomas. Esto sucede básicamente por un mito arraigado en la sociedad, en el que aceptar este tipo de dolencias de la mente es como decir: “Soy loco”. Por eso muchos prefieren esperar a que esos dolores del alma se vuelvan corporales y tangibles antes de buscar ayuda. “La gente sí prefiere el corazón ahogado antes que admitir una depresión”, dice el médico siquiatra Rodrigo Córdoba.

La depresión es uno de los trastornos emocionales más comunes entre los seres humanos. Según la Organización Mundial de la Salud, de cada 100 personas una se ha deprimido o se deprimirá en su vida. Según la Organización Internacional del Trabajo, es la primera causa de ausencia laboral en mujeres. En Colombia se estima que una de cada cuatro personas va a tener una depresión en su vida.

Hay muchos grados de depresión pero en general los síntomas siguen un patrón común. La persona experimenta una sensación de tristeza, cansancio y falta de gusto por la vida. A veces estos síntomas se confunden con apatía, pesimismo y otros rasgos de personalidad y por eso nunca se consultan con un especialista. En otros casos las personas niegan los síntomas porque piensan que eso es debilidad.

Muchos creen que la depresión es una tragedia de la cual no se librarán nunca. Pero la verdad es que para esto también hay remedio. Parte del tratamiento consiste en la formulación de drogas antidepresivas que regulan los neurotransmisores que desencadenan la depresión. La sicoterapia es fundamental porque permite al paciente expresar sus sentimientos y descubrir el origen de su tristeza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.