Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2016/05/05 18:06

Cinco ejercicios para quemar calorías dentro de la piscina

En el agua el cuerpo pierde el 80 % de su peso, por lo que la resistencia permite, con continuos desplazamientos, una óptima ejercitación cardiovascular.

La densidad del agua es fundamental para la resistencia del cuerpo. Foto: Pixabay
;
BBC

La piscina es sinónimo de descanso, de vacaciones, de placidez. Pero el agua también es un perfecto lugar para quemar grasa y perder algo de peso.

Durante años, el entrenamiento acuático ha perfeccionado el repertorio de movimientos que se pueden hacer en la disciplina popularmente llamada aqua fitness o aquagym.

"Dentro del agua parece que el peso del cuerpo disminuye debido a su capacidad de flotar. Por eso es que al hacer ejercicio el cuerpo no se resiente y evita el impacto que ocurre, por ejemplo, cuando se corre o a usar las máquinas del gimnasio", le dijo a BBC Mundo la instructora argentina de aqua fitness Bárbara Andrea Chelaliche.

"La densidad del agua es fundamental para la resistencia del cuerpo, por eso es funcional para las personas que quieren bajar de peso o tonificar los músculos sin arriesgarse a sufrir lesiones", agregó.

Por eso, en BBC Mundo quisimos recoger cinco de los mejores ejercicios para hacer dentro del agua con el fin de quemar calorías.

Piernas al pecho

El primer ejercicio básico lo recomienda Gabriela Gottau, nutricionista argentina y especialista detrás de la página Vitónica.com

Consiste, ni más ni menos, que en correr dentro del agua… pero sin moverse.

"El ejercicio consiste en realizar una carrera en el lugar, llevando las rodillas al pecho de forma alternada lo más rápido posible, lo cual podemos realizar por unos 30 segundos de forma continua antes de pasar al segundo movimiento".

Esto ayuda a calentar el cuerpo para los ejercicios que siguen a continuación.

Trote acuático

Para Chelaliche lo principal para quemar calorías y hacer un aceptable trabajo cardiovascular dentro del agua es el desplazamiento.

"Mientras que fuera del agua necesitas al menos 40 minutos de movimiento para empezar a quemar calorías, en el agua son suficientes 15 para hacerlo, pero se requiere que sean continuos, permanentes, sin intervalos", señaló.

Por eso, uno de los ejercicios que más utiliza es el del trote dentro del agua, ya sea en la parte llana o en las más honda, donde se agrega la necesidad de flotar al tiempo.

"Es el mismo movimiento que fuera del agua, solo que dentro de la piscina la resistencia al agua es lo que genera que se quemen calorías. Puede resultar agotador".

Tijera

Para este ejercicio es necesario tener un rollo de espuma, de esos largos de colores hechos de goma EVA o polietileno y que en algunos países son conocidos popularmente como "flota-flota".

"Consiste en adoptar la posición de tijera, con una pierna a cada lado del rollo, y mover los pies de atrás y hacia adelante. E igualmente hacia los lados. Eso se puede en la parte media de la piscina donde se ejercitan solo las piernas, o en la parte honda donde también se tiene que buscar el equilibrio con las manos", explicó la entrenadora.

Bicicleta subacuática

También para este ejercicio se necesita de un rollo de polietileno para poder flotar.

"Este es bastante popular, es un ejercicio sencillo, nos ubicamos en la parte honda de la piscina, se pone el rollo de espuma o flota-flota entre las piernas como si fuera un caballo y, montados sobre él, comenzamos a hacer un movimiento de piernas como si fuéramos en bicicleta", explicó Chelaliche.

"A este ejercicio le podemos añadir el movimiento de brazada que complementa muy bien lo que estamos haciendo con las piernas. Pero reitero, debe ser constante el desplazamiento. Si no, no se logra el efecto de quemar calorías".

El lazo de agua

De nuevo, una espuma para flotar es necesaria.

La propuesta es imitar el ejercicio de saltar el lazo o soga que utilizan mucho los boxeadores en sus entrenamientos. Se trata de pasar el rollo por debajo de las piernas mientras éstas se elevan simultáneamente en un salto, o bien flexionadas hacia atrás o bien llevando las rodillas al pecho.

Está diseñado como un ejercicio para trabajar los abdominales, pero si se hace continuamente también es eficaz para quemar calorías, apuntan los expertos.

"Se intenta pasar la espuma por debajo de las piernas tantas veces como sea posible. Es importante respirar bien, porque puede ser un ejercicio agotador. Excelente para tonificar y hacer algo de cardio en la misma sesión".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.