Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1995/05/22 00:00

EL AMOR ESTA DE MODA

El rescate de la relación de pareja parece ser la última obsesión literaria.

EL AMOR ESTA DE MODA

NO ES GRATUITO QUE EL TEMA DE la Feria del Libro de este año sea el amor. En la era del divorcio, el rescate de la relación de pareja parece ser una consigna de los autores. Las 'Escenas para aprender a amar' no son sólo el último montaje de Fanny Mikey en el Teatro Nacional, sino también el tema de numerosas publicaciones que están haciendo furor en las librerías.
Uno de esos títulos es Amar sí se puede, del escritor brasileño Roberto Shinyashiki -que acaba de ser publicado por el Grupo Editorial Norma-, que se ha convertido en la biblia de las parejas que quieren mejorar o incluso salvar su relación. El médico siquiatra, con una reconocida trayectoria como sicoterapeuta y autor del best-seller La caricia esencial, vendrá a Colombia en los próximos días, invitado por los editores a la Feria del Libro que se realiza en Bogotá. Shinyashiki dictará además una conferencia el 3 de mayo, en el salón Jorge Isaacs, de Corferias.
En su último libro, el sicoterapeuta dedica un capítulo a 'las creencias del amar' en el cual enseña prácticamente el ABC para vivir el amor y ser feliz en pareja. Por considerar el tema de gran interés, SEMANA publica algunos apartes de este capítulo.
13 MITOS DEL AMOR
1. EL AMOR ES LINEAL
No. Es cíclico. Las personas viven el amor alternando períodos de pasión y profundo interés con etapas de apatía y, a veces, hasta de falta de interés. Exigirle al otro (y exigirse a sí mismo) que esté apasionado todos los días puede crear un clima de tensión e hipocresía. Se termina diciendo cosas que no se sienten, tan sólo para agradar al otro.

2. VOY A ENCONTRAR MI PAREJA IDEAL:
Esa sólo existe en el pensamiento de quien la creó y jamás se encontrará. Es común que se construya un príncipe azul con pedazos de muchas personas y, como no existe, la soledad se hace presente.

3.YO TENGO QUE SER INOLVIDABLE:
Esto es algo que se logra siendo real y no con realizaciones faraónicas. Una relación consistente está formada por cosas sencillas y actos delicados. Y este es un arte que, cuando se desarrolla, crea un clima de paz y despreocupación, necesario para vivir una relación saludable.

4. PARA QUE YO ESTE FELIZ, EL OTRO TAMBIEN TIENE QUE ESTARLO:
Exigirle al otro que sea el complemento de la felicidad casi siempre se vuelve un mecanismo de tortura de la pareja. Y utilizar el hecho de que el compañero no está bien para no hacer las cosas ya conocidas como medios importantes para mejorar la relación, generalmente es una disculpa para esconder la incapacidad de amar y disfrutar la vida.
5. PARA PODER HACER LO QUE QUIERO, TENGO QUE SEPARARME:
Es común que las personas que construyen una nueva relación continúen quejándose por las mismas cosas que se quejaban en las otras relaciones. Esta conducta refleja la incapacidad para realizar lo que se proponen y, para no admitir esa deficiencia, pasan la vida culpando al otro de sus flaquezas, en lugar de aceptar sus dificultades y tratar de resolverlas.

6. LAS RELACIONES EXTRACONYUGALES NO PERTURBAN EL MATRIMONIO:
Mantener dos relaciones estables al mismo tiempo, durante un período largo, conduce a la limitación de ambas, sin contar con la tensión que crea. Querer mantener un compromiso igual con dos personas es huir del compromiso profundo con cualquiera de ellas.

7. CON AMOR TODO FUNCIONA:
Muchas personas cuando encuentran un nuevo amor, colocan en él la responsabilidad de todo lo que les faltó en el pasado. Otras, a pesar de tener un deseo razonable de vivir un amor, cargan dentro de sí el miedo a ser rechazadas. También hay quienes creen que el otro cumple el papel de terapeuta casero y vuelcan sobre él una tonelada de problemas. La verdad es que el amor no apareee listo, se construye entre dos personas.

8. EL AMOR ES COMPLICADO:
En lugar de aceptar las deficiencias para modificarlas, muchas personas le echan la culpa a las dificultades del amor. Pero el amor no es complicado, lo son las personas. Si no se le entorpece, seguirá su curso naturalmente.

9. YO NO HAGO FALTA:
Esta creencia lleva a muchas personas a hacer todo por el otro, con la intención de volverse imprescindibles. Este es un mecanismo que complica la relación. La persona se ocupa tanto de dar, que no tiene tiempo para recibir y, en consecuencia, conduce al otro a un sentimiento de impotencia.

10. SI HAGO TODO LO QUE EL OTRO QUIERE, ME QUERRA PARA SIEMPRE:
Quien crea esto terminará saturado de hacer siempre cosas para agradar al otro. En la pareja se debe buscar atender las necesidades del otro pero no en forma compulsiva y cuando esa atención vaya en contra de los propios deseos y valores.

11. ALGUN DIA ME ABANDONARA:
Este miedo proyectado hacia el futuro es señal de que se está haciendo mucho para que el abandono se concrete. El que está a la expectativa de ser abandonado, permanece atento a cualquier señal que pueda ser síntoma de ese proceso. Pasa a tener actitudes agresivas, mezquinas y provocadoras. Transforma la vida en un infierno tal que la pareja termina rompiendo la relación como si aparentemente estuviera cumpliendo una profecía.

12. YO NO SOY DIGNO DE SER AMADO:
La impresión de no merecer afecto hace que la persona adopte conductas que lo distancian de aquellos que lo aman, como ser autoritario, no compartir emociones o provocarles disgustos; todo lo cual puede alejarlo de quienes desean su cercanía.

13. NO PUEDO PERDER EL CONTROL:
Quienes no quieren perder el dominio de todo, invierten una enorme cantidad de energía para esconder sus emociones, y no delegan absolutamente nada en el compañero. Ese miedo las lleva a no comprometerse profundamente con quien está cerca y a vivir en permanente estado de vigilancia, queriendo saber todo lo que pasa y desconfiando de cualquier cosa que ocurra. La persona que vive así transforma su vida en una eterna pesadilla, en la cual el amor, el cariño, la ternura y la confianza no tienen espacio.

Según el autor, el objetivo de su último libro es ayudar a las parejas a vivir felices. Y lo que propone es que cada quien se cuestione su manera de amar y descubra que lo complicado no es el amor sino las personas.-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.