Lunes, 23 de enero de 2017

| 2006/02/12 00:00

El "boom" del Su Doku

Colombia se contagia con la fiebre del Su Doku, un juego matemático que se roba el 'show' en las páginas de pasatiempos de los periódicos del mundo.

La moda del Su Doku ha contagiado a países como Australia, Canadá, Francia, Finlandia, Irlanda, Alemania, India, Noruega, España, Suiza, Estados Unidos y Colombia.

Lo que comenzó como un pasatiempo para los amantes de los números y la lógica ahora es todo un boom en Europa. El Su Doku, una especie de rompecabezas numérico, es el juego favorito de los lectores europeos de periódicos. Basta con pasearse por las playas italianas, el metro español o los cafés parisienses para darse cuenta de que este juego se ha convertido en todo un fenómeno. La buena noticia es que ya llegó a Colombia. Se reunieron en Maloka 8.700 estudiantes de 50 colegios públicos y privados de Bogotá en el gran 'maratón de cerebros Su Doku, la mente más rápida'. Camilo García, alumno de grado once del Colegio San Carlos, quien ocupó el primer lugar con un tiempo de seis minutos, dice: "Es igual que llenar un crucigramas, pero con números. A uno le entregan un tablero de 81 casillas (con nueve filas y nueve columnas), que está subdividido en nueve cuadros de nueve casillas. Esos bloques deben ser llenados con números del 1 al 9. La ciencia del juego está en que ningún número se repita dos veces en una misma fila o columna del tablero". Sicólogos y matemáticos sostienen que el Su Doku es un buen ejercicio para mantener activas las neuronas ya que favorece la agilidad mental y la concentración. "No se necesitan muchos conocimientos matemáticos", explica Uldarico Mosquera, profesor de matemáticas del Instituto Alberto Merani. "Nosotros practicamos Su Doku en clase para relajarnos. Con este juego los alumnos aprenden un poco de pensamiento matemático y relaciones espaciales", dice. Alrededor de este pasatiempo ha surgido toda clase de revistas, libros, competencias, clubes y programas. En el buscador Google aparecen 1.490.000 páginas web especializadas en este juego, además de un sinfín de programas para generarlos y enseñar a resolver. La fiebre ha llegado a tal punto que las editoriales aumentaron la producción de libros de Su Doku para esta Navidad. Este año, seis de los 10 libros más vendidos de la categoría de no-ficción han llegado a ser de Su Doku y, según los editores, estas cifras tienden a aumentar. Desde cuando apareció por primera vez en el periódico londinense The Times, este juego ha enganchado a millones de personas en el mundo. En el Reino Unido se han vendido más de dos millones de libros de este pasatiempo. "Estamos hablando de un fenómeno editorial", comentó Ethan Friedman, que edita los libros de palabras cruzadas del New York Times para la editorial St. Martin's/Griffin Press, incluidos dos volúmenes de Su Doku. Hace tres semanas no había ningún libro sobre Su Doku en la lista de los 150 de mayor venta de USA Today. Hoy hay seis. En Japón, las revistas dedicadas al juego superan los 600.000 ejemplares. Aunque muchos piensan que es un juego japonés, su origen es suizo. Fue el matemático Leonhard Euler quien inventó el principio en el siglo XVIII. Sin embargo, sólo se hizo popular desde 1997, cuando el juez neozelandés Wayne Gould entró a una librería japonesa y para matar el tiempo decidió comprar un libro de Su Doku. Gould quedó tan enganchado con el juego, que creó un programa de computador para empezar a producir rompecabezas al azar. Y ese programa de computación está por hacerlo millonario, dice Gould, quien ahora suministra Su Doku a 120 periódicos en 36 países, entre ellos El Espectador, de Bogotá. Casi todos los periódicos británicos, como The Daily Telegraph, The Independent, The Guardian, The Sun y The Daily Mirror incluyeron el juego dentro de su página de pasatiempos. Mientras unos debaten si esta será una moda pasajera, como la del cubo de Rubik, otros afirman que ha llegado para quedarse por un buen rato en las páginas de pasatiempos de periódicos y revistas, junto al eterno crucigrama. Sólo el tiempo lo dirá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.