Jueves, 2 de octubre de 2014

| 2013/08/10 00:00

El boom de las ‘mega ciudades’

Actualmente ya existen en el mundo 20 metrópolis que cumplen con los requisitos para figurar en esta categoría.

. Foto: .

“Mega ciudades” es el nombre con que actualmente se denominan los conglomerados urbanos con más de 10 millones de habitantes. Actualmente existen en el mundo 20 metrópolis que cumplen con los requisitos para figurar en esta categoría, sin embargo, los cálculos para un futuro cercano hacen prever que la lista aumentará considerablemente.

De acuerdo a la ONU, más de un 60 por ciento de la población mundial vivirá en ciudades para el año 2030. Estamos hablando de cinco billones de personas que impulsarán el crecimiento urbano, ciudades medianas que pasarán los 5 millones de habitantes, hasta más de una docena de estas 20 mega-ciudades que superarán con creces los 20 millones de habitantes. Estas estimaciones también concluyen que unas 600 ciudades serán las más grandes del planeta.

Ante tal perspectiva, las autoridades están en la obligación de desarrollar estrategias y tomar acciones para asegurar el bienestar de los grupos poblacionales. Al fin y al cabo, la principal motivación detrás de la migración es precisamente esa, encontrar una mejor calidad de vida. Esta situación genera retos como el de asegurar una expansión ordenada de las ciudades, hacer más eficiente la prestación de los servicios y aumentar la oferta de oportunidades laborales, educativas y sociales para satisfacer las nuevas necesidades de la población.

La utilización de nuevos modelos que se apalancan en tecnologías que promuevan la sostenibilidad y la mejora de la prestación de servicios ha sido la solución que varias de estas grandes ciudades han estado adoptando, especialmente en servicios críticos como el transporte público, la seguridad, infraestructura, gobierno electrónico y el desarrollo de redes inteligentes de energía.

Ahora bien, el concepto más homologado de ciudades inteligentes no parte solamente del uso de la tecnología sino también de la incorporación de la sociedad participativa, esa que actúa por sí misma para integrar las iniciativas orientadas a mejorar la calidad de vida, la gestión eficiente de los recursos y servicios y la sostenibilidad.

Nuestro planeta tiene el gran reto de convertir sus ciudades en espacios sostenibles y eficientes. La tecnología se convierte en un aliado fundamental para lograrlo. El desarrollo de la “inteligencia urbana” es imperativo.

Tomemos uno de los principales retos que las ciudades están afrontando hoy en día: la movilidad. Según los datos que maneja el Banco Mundial, el 90 por ciento del crecimiento de la población en los países en vías de desarrollo se está dando en las ciudades, y esto hace indispensable que se optimicen los diferentes procesos para que el aumento de usuarios no implique un mayor caos. Con la nueva masa poblacional se requerirá nuevas inversiones en infraestructura, pero ésta sola no será suficiente para mantener el orden. A la par es necesario que los habitantes de las ciudades utilicen los distintos medios disponibles de la manera más eficiente. Es tarea de los gobernantes diseñar e implementar planes y estrategias para que esto suceda. ¿Cómo? Orientando el manejo y administración de las ciudades hacia los modelos de ciudades inteligentes, incorporando nuevas tecnologías que modernicen a las urbes y permitan la creación de ciudades más vivibles, donde los sistemas públicos de transporte se prioricen, aprovechen para su propulsión energías renovables y se dediquen recursos para mejorar la tecnología encargada de gestionar el tráfico e informar a los usuarios de su condición en todo momento, entre otros.

Las mega ciudades son una realidad ineludible. La necesidad de proveer servicios urbanos de manera optimizada hace que las tecnologías se conviertan en instrumentos imprescindibles para lograr este objetivo.

Además de optimizar la provisión de los servicios, será absolutamente necesario ofrecer experiencias personalizadas a cada uno de los habitantes de las ciudades. La capacidad de las soluciones en términos de predicción y anticipación de necesidades, eventos y comportamientos será cada vez mayor. La división entre elementos claves de las ciudades vivibles: movilidad, infraestructura, energía y medio ambiente, será cada vez menor y los mismos serán gestionados de una manera más integrada, colocando al habitante de la ciudad en el corazón de toda decisión, reconociendo esto como la clave para alcanzar la eficiencia y la sostenibilidad. Como dijo al Financial Times el profesor de Harvard Edward Glaesar, si la gestión en estos centros urbanos es positiva, los mismos se convertirán en “los lugares más creativos, dinámicos e interesantes de la tierra”.


*Jesmina García; Directora de la unidad Smart Cities de Smartmatic
Saúl Castelar; Gerente de Producto de la unidad Smart Cities de Smartmatic

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×