Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/3/2012 12:00:00 AM

El cáncer de cuello uterino se puede prevenir

Según el Instituto Colombiano de Cancerología, cada año se diagnostican en el instituto 800 nuevos casos de cáncer de cuello uterino. Aunque su vacuna no está incluida en el nuevo POS, el llamado es a la prevención.

La palabra cáncer se asocia usualmente con muerte y vejez, pero no con juventud. Por esta razón, los adolescentes se comportan como si fueran inmunes a la enfermedad y olvidan adoptar las medidas necesarias para prevenir su aparición.

La infección con el Virus del Papiloma Humano (VPH) en la adolescencia representa una gran posibilidad de desarrollar cáncer de cuello uterino en la edad adulta.

Esta infección se adquiere como ocurre con cualquier enfermedad de transmisión sexual, pero solo unos 20 años más tarde, se desarrolla el cáncer.

En Colombia, el cáncer de cuello uterino es el tipo de cáncer que más muertes causa después del de mama, en la población femenina.

Según el Instituto Colombiano de Cancerología, cada año se diagnostican en el instituto 800 nuevos casos de cáncer de cuello uterino.

La Organización Mundial de la Salud (OMS), en un informe difundido en el año 2008, aseguró que en América se producen al año alrededor de 27.500 muertes por cáncer cervicouterino.

De acuerdo con la OMS, el cáncer cervicouterino es el segundo cáncer más frecuente en la mujer, y cada año se diagnostican unos 500.000 casos nuevos en todo el mundo.

“La vacunación de las niñas contra los VPH antes de que empiecen a tener relaciones sexuales (entre los 9 y los 13 años) puede prevenir las infecciones por VPH de los tipos 16 y 18, que son responsables de aproximadamente un 70 por ciento de la totalidad de los cánceres cervicouterinos”, dice la organización.

La organización asegura que la posibilidad de morir por esta enfermedad es siete veces mayor en América Latina y el Caribe que en Estados Unidos y Canadá. Añade que en América, se calcula que el 15,6 por ciento de las mujeres tiene infección por el Virus del Papiloma Humano.

El organismo recomienda a todos los países ampliar el marco jurídico y fiscal y buscar nuevas fuentes de ingresos, sólo así se logrará financiar de forma sostenida la introducción´ de la vacuna contra el VPH.

Según el informe de la OMS, en Colombia se presentan 36.4 casos nuevos de enfermedad por cada 100.000 mujeres, lo cual la ubica al país en el décimo lugar en el continente con mayor incidencia y el quinto en Suramérica, después de Perú, Ecuador, Bolivia y Paraguay.

La vacuna

En el año 2008 fue reconocido con el Nobel de Medicina el trabajo del alemán Harald Zur Hausen, quien descubrió que el principal agente que causa el cáncer de cuello uterino es el Virus del Papiloma Humano (VPH). Este hallazgo permitió la creación de la vacuna que previene la infección por el virus.

Para la OMS, la vacunación puede reducir el riesgo de muerte por esta enfermedad entre el 35 por ciento y el 80 por ciento. 

Tras reconocer la importancia del cáncer de cuello uterino y la infección por el Virus del Papiloma Humano como un problema global de salud pública, la OMS recomienda la vacunación rutinaria.

De acuerdo con la OMS, en el mundo mueren 274.000 mujeres al año por esta causa, siendo los países latinoamericanos y los países en vías de desarrollo los más afectados.

En los países en desarrollo, los programas para el diagnóstico y los tratamiento de lesiones premalignas no son tan eficientes como en los países desarrollados. En ese sentido, la oportunidad de implementar un esquema de vacunación representa una gran herramienta en la lucha contra el cáncer.

Héctor Pozo, miembro de la Liga de Lucha contra el Cáncer, afirma que la incidencia del cáncer de cuello uterino ha disminuido, pero no con la velocidad que se espera. El experto dice que la vacunación permite reducir la aparición del cáncer en un 60 por ciento.

La revista de la Asociación Médica Americana (JAMA) publicó recientemente los resultados de un estudio que comprobó la existencia de un número alto de hombres infectados con el Virus del Papiloma Humano en la boca. Este hallazgo se relaciona con el desarrollo de cáncer de boca y garganta. Las anteriores conclusiones representan un nuevo reto: incorporar a la población masculina en los planes de vacunación.

La prevención, un deber y una solución

En un informe del año 2009, remitido por el Instituto Colombiano de Cancerología, 19 casos de cáncer de cuello uterino correspondieron a pacientes menores de 25 años.

Andrés Velásquez, ginecólogo y oncólogo de la Universidad del Rosario y de la Clínica de la mujer, señala que no hay conciencia del riesgo de contraer el virus en los adolescentes y en los padres de familia, y agrega que por esa razón, no se ha consolidado como buen hábito la adquisición de la vacuna.

Por esta falta de conciencia, uno de los obstáculos que más enfrentan las campañas de prevención de esta enfermedad es la carencia de demanda de la vacuna.

Mientras el Estado hace su mayor esfuerzo para incluir la vacuna en el POS, el llamado a los ciudadanos es adquirir la vacuna con recursos propios en alguna institución de salud.

Factores de riesgo

Según la Asociación Americana de Cáncer, los factores del riesgo del cáncer de cuello uterino son:

- El número de parejas sexuales: entre más parejas, existe mayor riesgo.
- El inicio temprano de la vida sexual.
- El uso inadecuado e inconsistente del condón.
- No practicarse la citología periódicamente.
- El tabaquismo.
- Las deficiencias en el sistema inmunológico.

La infección por el Virus de Papiloma Humano se previene con:
 
- El uso adecuado y constante del condón.
- La asistencia regular al ginecólogo.
- La realización periódica de la citología.
- La aplicación del esquema completo de vacunación.

Los síntomas

Generalmente no se presenta ningún síntoma, pero se detecta desde etapas tempranas a través de la citología. Otros síntomas pueden ser sangrado vaginal, flujo vaginal inusual, dolor pélvico y dolor durante las relaciones sexuales.

*Médico y cirujano plástico.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.