Miércoles, 27 de agosto de 2014

| 2013/05/14 00:00

El consultorio del Dr. Castro resuelve sus dudas

El Doctor Castro* resolverá sus dudas sobre temas médicos, psicológicos o sexuales en este espacio.

Tengo 22 años y mi novio, de 37, sufre eyaculación precoz. Ha ido al médico y a pesar de que le han formulado medicamentos, los resultados no se ven. Por eso, él no volvió al médico. ¿Qué cree que podemos hacer?.... (Camila, Bogotá). Tengo 20 años y llevo sufriendo eyaculación precoz desde hace tiempo. He intentado varios métodos pero nada me funciona. Ya no me dan ganas de tener relaciones sexuales y siento una gran desilusión conmigo mismo ( Juan Camilo, Bogotá). ¿Qué tratamiento natural es efectivo para manejar la ansiedad y la eyaculación precoz? (Juan Pablo).

Como se observa, la eyaculación precoz es uno de los motivos de consulta más frecuentes en el campo sexual de la medicina. Aunque no se trata de una condición que ponga en riesgo la vida del paciente, no se le debe restar importancia, ya que este aspecto de la vida es fundamental para el desarrollo de una buena autoestima, una buena calidad de vida y un buen desarrollo de la vida íntima de la persona como individuo y como pareja.


Aun no hay un consenso general sobre la definición de la eyaculación precoz, la Sociedad Internacional de Medicina Sexual la describe como “ una disfunción sexual masculina que siempre o casi siempre ocurre antes o alrededor del primer minuto de la penetración vaginal, y , la incapacidad de retrasar la eyaculación en todas o casi todas las penetraciones vaginales lo cual lleva a consecuencias negativas en la vida personal como el estrés, la molestia, la frustración y/o lleva a evitar la intimidad sexual”. 


Hay que tener en cuenta que también puede suceder previo a la penetración vaginal y que puede ser de dos tipos. Se llama eyaculación primaria, cuando la persona siempre la ha tenido, y adquirida cuando el paciente ha tenido relaciones sin problemas y de repente o paulatinamente comienza a sufrir ese problema.

Según estudios publicados por el International Journal of Urology en 2005 y por el European Urology en 2007, la prevalencia de esta condición es de aproximadamente entre el 20 y 30 por ciento de la población sexualmente activa. 


Aunque se han estudiado varias hipótesis acerca de su origen, por ejemplo, que el pene sea muy sensible, que el paciente sea muy ansioso o que haya alteraciones a niveles moleculares en receptores del cerebro, aun no se sabe a ciencia cierta exactamente cuál es la causa. 


De acuerdo a las guías de Disfunción Sexual Masculina, publicadas por la Asociación Europea de Urología en el 2010, se debe descartar infecciones en la vía urinaria, realizar terapias comportamentales, o emplear un manejo anestésico tópico o farmacológico.

Según el doctor. Hernán Alonso Aponte, urólogo que cursó su especialización en el hospital San José, con más de 20 años de experiencia en este campo, la eyaculación precoz es el motivo de consulta más frecuente en lo que se refiere a disfunciones sexuales en la práctica médica. 


Aponte aclara que hay que realizar una muy buena historia clínica y un examen físico para determinar qué tipo de tratamiento es el más adecuado para cada paciente y hace énfasis en que lo más importante es consultar al urólogo a tiempo, “Hay que recomendarles a los pacientes que no deben tener vergüenza en consultar, ya que la demora en ir al médico puede alterar gravemente su calidad de vida y la relación de la pareja, y puede ser el origen de las separaciones conyugales. 


No se debe esperar pues la persona se arriesga a perder el atractivo sexual”. En cuanto al tratamiento explica que este debe ser específico para cada paciente y encaminado siempre a buscar el origen de la eyaculación precoz.

En conclusión, la eyaculación precoz es una condición común entre los pacientes que puede llevar a alteraciones graves de la vida cotidiana, disminuye la autoestima y causa problemas con la pareja. Sin embargo, lo importante es no desesperarse y entrar en un estado de ansiedad ya que el problema de puede convertir en un círculo vicioso del que es difícil salir, por lo que se debe llevar una vida sana y saludable, manejar el estrés y lo más importante, como lo recomienda el doctor Aponte, consultar con los profesionales que los guiarán a través de los distintos pasos del manejo de la enfermedad.

* El doctor Andrés Castro responderá preguntas de los lectores los lunes y jueves. La idea de este espacio es dar una orientación general sobre importantes temas clínicos. En ningún momento esta columna pretende reemplazar la visita a un médico. El doctor Castro es egresado de la Universidad del Rosario y trabaja actualmente en el grupo de endocrinología de la clínica Palermo y en su consulta particular.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×