Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/7/2012 12:00:00 AM

El control para videojuegos que hace sentir

Un nuevo mando para videojuegos permite tener sensaciones como la de navegar en un bote o disparar un arma. El dispositivo ya está siendo utilizado por militares.

;
BBC
Un grupo de ingenieros presentó en Canadá un mando para videojuegos que transmite sensaciones táctiles directamente a los pulgares de los usuarios.
 
Según sus inventores, el prototipo permite a los jugadores interactuar mucho más con lo que "sienten" los personajes de sus videojuegos.
 
Por ejemplo, el mando puede imitar el retroceso que se produce al disparar un arma o el movimiento de un barco sobre el agua, de una forma más precisa que el comando vibrador que emplean muchos juegos.
 
Los ingenieros de la Universidad de Utah que desarrollaron el mando lo presentaron en un simposium sobre tecnologías del tacto que tuvo lugar en Vancouver.
 
Microsoft y otros fabricantes ya están estudiando sus posibilidades comerciales.
 
"En el centro de los botones para pulgares hay un punto de contacto de color rojo", explicó el profesor William Provancher del departamento de ingeniería mecánica de la universidad de Utah.
 
"Este punto de contacto se mueve, y cuando lo hace nos permite sentir algo como el disparo de un arma".
 
"La sensación es muy similar a la que tienes cuando pones los dedos sobre la superficie de una mesa y la deslizas, la piel se estira. En el mando el estiramiento de la piel se produce por el mecanismo móvil que hay en los botones para pulgares".
 
Pulgares pescadores

Los investigadores dicen que tuvieron que montar una base de datos con cinco efectos táctiles: botar, pulsar, movimiento circular, efecto oleaje y la sensación de arrastrarse por el suelo.
 
Además, explicaron que el mando permite dar señales al usuario para que dirija su atención hacia alguna zona del área de juego.
 
Para demostrar las posibilidades de su invento, los ingenieros crearon un juego llamado Feelin’ Fishy, una simulación que hace que los pulgares oscilen de un lado a otro, imitando el efecto de las olas moviendo el hilo de pescar.
 
El mando también aprieta la piel del pulgar derecho del usuario para indicar el momento en que el 'pescador' debe tirar del hilo y la sensación del pez tirando de la caña.
 
El equipo también desarrolló un juego musical que conecta los distintos tonos al movimiento del mando, haciendo que los botones para pulgares se muevan más rápido cuando la melodía se acelera.
 
Aplicaciones militares
 
El mando ha sido desarrollado tras tres años de investigación financiada gracias a un fondo de US$150.000 aportado por la Fundación Nacional Científica de Estados Unidos.
 
Originalmente el proyecto estuvo enfocado en construir un volante que diera señales a la mano para indicar a los conductores el lado al que debían girar.
 
Pero aunque ahora los ingenieros están más enfocados en los videojuegos, el profesor Provancher informó que el mando podría tener en un futuro otros usos reales.
 
"Los militares han empezado a utilizar estos mandos de control para interactuar con robots y con vehículos sin piloto", explicó.
 
"Así que por ejemplo, si se trata de un robot que se desliza por el suelo, el mando puede aportar información sobre el terreno, o si se trata de un avión no pilotado haciendo labores de supervisión, quizás el mando permita que el dispositivo pueda emitir señales al militar para que dirija su atención hacia algo interesante".
 
Cuestiones de compatibilidad
 
El profesor Provancher dijo que ya ha mostrado el aparato a investigadores de Microsoft y que la empresa Redmond le ha pedido dar una presentación más detallada.
 
También espera atraer un mayor interés durante una conferencia de desarrolladores de videojuegos que tendrá lugar a finales de esta semana en San Francisco.
 
Ahora todo depende de que algún fabricante de consolas decida utilizar esta tecnología, que tiene como desventaja que encarecería el coste del mando en unos US$15.
 
Sin embargo, si nadie la adopta es probable que su uso dependa de que alguien invente un programa específico para este tipo de mando.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.