Domingo, 21 de diciembre de 2014

| 2013/02/06 00:00

El desnudo que no le importó a nadie

Un grupo de personas fracasa en su intento de llamar la atención en Bogotá a pesar de que se quitaron la ropa.

La 100 con 15 en la tarde de este miércoles. Foto: SEMANA

Algunos sociólogos de masas creen que de persistir el bombardeo de desnudos en la red, en las portadas de las revistas o en las vallas publicitarias llegará el día en que a nadie le importe ver en la calle a la gente sin ninguna prenda. ¿Habrá llegado ese momento? Es posible que al menos así lo piensen las mujeres y los hombres de un grupo de manifestantes que en al mediodía de este miércoles intentaron llamar la atención en uno de los puntos de mayor tráfico de la capital del país: la carrera 15 con calle 100.

En efecto, las jóvenes y los hombres se ubicaron debajo del congestionado puente y se quitaron la ropa. Apenas se cubrían con delgadas cuerdas, como algunas tribus indígenas. Entonces empezaron a cantar, a hacer rítmicos movimientos, a danzar y a gritar distintas frases: “¡La tierra, viva la tierra!”. Sin embargo, los transeúntes seguían raudos sin prestarles mayor atención. Los protagonistas de esta gélida historia insistían en sus consignas y en su abierto desafío al frio y al ensordecedor ruido del tráfico. El entusiasmo iba en bajada justo cuando empezaron a caer las gotas que anunciaba un fuerte aguacero. Y así, en silencio, como habían llegado empezaron a irse a otro lado. Desnudos, como Dios los trajo al mundo. Nadie se fijó en ellos por lo que no se supo que querían. Sin embargo, es posible que hayan hecho historia: llegó el día en que la gente sale a la calle sin nada por delante y tampoco por detrás pero a nadie le importa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×