Viernes, 20 de enero de 2017

| 2010/08/23 00:00

El ejército británico contra un videojuego

El ministro de Defensa británico busca prohibir un juego en el que se puede ser parte del Talibán. La empresa creadora se defiende.

El ejército británico contra un videojuego
;
BBC

 
 
En el Reino Unido hay una nueva polémica en torno a los videojuegos. En esta ocasión la controversia la encabeza el ministro de Defensa británico, Liam Fox, que ha pedido que se prohíba la venta de "Medal of Honor", la próxima entrega del juego bélico de la empresa Electronic Arts (EA).

El funcionario declaró que el producto -que permite que el jugador asuma el rol de un miembro del Talibán- le provocaba "repugnancia".

"El juego permite que se asuma el rol del Talibán atacando soldados en una zona de Helmand donde las fuerzas británicas operan" dijo Fox y agregó: "En las manos del Talibán, hay niños que han perdido a sus padres y esposas que han perdido a sus maridos".

El ministro dijo que urgía "a las tiendas a mostrar su apoyo a las fuerzas armadas prohibiendo el producto de mal gusto".

Pero EA asegura que el ministro está difundiendo un retrato equivocado del videojuego.

Un portavoz de la empresa dijo que el juego "no permite a los jugadores matar soldados británicos. Ningún soldado británico aparece en el juego".

Una opinión personal
El Departamento de Medios Culturales y Deportes del Reino Unido -encargado de las normas que atañen a los videojuegos- se distanció de los comentarios del ministro.

"El doctor Fox expresó una opinión personal y podemos entender por qué algunas personas pueden pensar que el tema del juego es ofensivo", aseguró.

"Hay un sistema de clasificación que existe para poner a cada juego en un nivel apropiado. En este caso, el juego en cuestión fue clasificado para mayores de 18 años por lo que sólo debe ser comprado y jugado por adultos", indicó.

"Los consumidores tienen la libertad de elegir cuando se encuentran decidiendo si compran un videojuego", finalizó.

Un viejo debate
La parte del juego -que se venderá en octubre- que más controversia causa sólo se puede experimentar en la versión multijugador del título. Ahí se puede asumir el rol de un insurgente Talibán.

EA aseguró: "Medal of Honor es una representación fiel de la experiencia de los soldados en Afganistán, mostrando los combates entre las tropas de Estados Unidos y el Talibán en una guerra actual".

"En la versión multijugador los equipos asumen las identidades de los combatientes de ambos bandos del conflicto", añadieron.

"Muchos videojuegos populares permiten a los jugadores asumir la identidad de los enemigos, incluyendo nazis y terroristas. En los niveles multijugador de Medal of Honor. los equipos pueden ser tanto fuerzas de EE.UU. como del Talibán", afirmó la empresa.

No es la primera vez que un videojuego militar causa polémica.

El año pasado el videojuego "Call of Duty: Modern of Warfare 2" también causó controversia cuando se supo que una de las misiones incluía un atentado terrorista en el que el jugador tenía que participar.

Pero otras características del videojuego como la caracterización de los nacionalistas rusos o las favelas brasileñas no causaron la misma polémica.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.