Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/25/1995 12:00:00 AM

EL ESLABON REFUNDIDO

Los nuevos descubrimientos arqueológicos más que aclarar enredan la teoría del origen de la humanidad.

UNO DE LOS GRANDES M[STERIOS de la evolución humana ha sido establecer cuándo el primer antepasado caminó erguido. Ahora, la reciente aparición de un 'eslabón perdido' tiene de fiesta a los arqueólogos del mundo. Se trata del descubrimiento de fragmentos de dientes, cráneos y huesos que demuestran que los primeros pasos de un ancestro humano fueron dados hace cuatro millones de años en el oriente de Africa. El anuncio fue hecho la semana pasada por la doctora Meave Leakey, del Museo Nacional de Paleontologia de Kenya, quien descubrió cerca del lago Turkana fósiles de un bípedo -Australopithecus anamensis- que datan de hace 3,9 y 4,1 millones de años "La forma en que finaliza la tibia es la prueba directa de que era un homínido bípedo, es decir que casi siempre caminaba erguido", explicó la experta.
Pero, a pesar de la celebración del hallazgo, la aparición de esta nueva criatura en la cadena de la evolución humana más que aclarar parece estar enredando la teoría de la evolución formulada por Charles Darwin en 1871, quien fue el primero en proponer un ancestro común entre los simios y los humanos. Anamensis es anterior a la famosa Lucy -Australopithecus afarensis- considerada hasta ahora como el más antiguo fósil de la línea prehumana, cuyo esqueleto fue descubierto en 1974, y que data de hace 3,6 millones de años. Y es más joven que Aramis -Ardipithecus radimus- de 4,5 millones de años, descubierto en 1994 en Etiopía -cerca del sitio donde fue hallada Lucy-, sin embargo no existe certeza de que éste caminara erguido.
En el último año los fósiles de los antepasados del hombre parecen haber aflorado como en una especie de realización paleontológica. Los chinos alegan haber encontrado el antepasado de todos los simios desde hace cerca de 4,5 millones de años, la misma era de la cual data el ultimo hallazgo en Kenya. En consecuencia, ahora Asia se disputa con Africa el título de ser la cuna de la humanidad. Pero no es sólo eso. Los ciéntíficos mismos están confundidos, pues los recientes descubrimientos los han forzado a romper los lazos que habían trazado para unir eslabones desde Ardipithecus ramidus hasta el Homo erectus, es decir desde hace casi cinco millones de años hasta hace un millón.
La razón para todo este interés es que la locomoción erguida expresa la esencia del comportamiento humanoide y marca la transición de las rarnas de los árboles a las sabanas abiertas. Pero el género humano puede solamente haber evolucionado de un antepasado, y ahora, gracias a los nuevos hallazgos, existe un creciente número de especímenes que rivalizan por el título de ser el más antiguo ancestro del hombre. Y mientras los paleontólogos expresan sus teorías, la unión entre uno y otro eslabón aún es un misterio.
Los científicos sugieren que puede haber sido un descendiente de simios que aprendió a caminar erguido pero que no estaba relacionado directamente con los humanos. Y hay por lo menos cinco hipótesis relacionadas con 14 especies de homínidos. El asunto será entonces determinar cuáles especies sobrevivieron y eventualmente dieron origen a los humanos modernos. Pero no es tan sencillo. Mientras algunos consideran que el uso de herramientas es el punto clave a partir del cual la humanidad evolucionó, otros se basan en el tamaño del cerebro o en una mezcla de rasgos físicos. A este acalorado debate se han sumado los genetistas, quienes también han construido contrastantes teorías acerca del desarrollo humano.
En lo único que todos parecen estar de acuerdo es en que el hombre de hoy está de alguna forma relacionado con el Homo erectus. Pero una teoría señala que se estableció a través de gran parte del Viejo Mundo (China, Africa, Europa y Australia) hace un millón de años y que en toda esa área se desarrolló el Homo sapiens. El gran descubrimiento chino de un Homo erectus fue el Hombre de Pekín, en 1920, cuyos restos datan de entre 500.000 y 750.000 años. Otros sostienen que el Homo erectus se desarrolló a través del Viejo Mundo, pero el moderno Homo sapiens evolucionó sólo en Africa. Hace apenas dos semanas, arqueólogos españoles desenterraron en una cueva cerca a Burgos fósiles de hace 780.000 años, lo que prueba que los primeros homínidos emigraron desde Africa hacia Europa mucho antes de lo que se creía.
Los descubrimientos arqueológicos están llegando tan rápido que es difícil para los científicos asimilarlos antes de que todo cambie de nuevo. Y lo cierto es que entre más hallazgos se hacen menos se sabe acerca del origen de la humanidad. Al parecer, todavía hay más arqueólogos que fósiles disponibles, y aunque cadá uno dice haber encontrado al más lejano antepasado del hombre, los nuevos descubrimientos hacen presagiar que el final de este siglo será el período más importante en el estudio de la evolución humana.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.