Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/08/04 00:00

El gran libro

Los colombianos se rindieron ante Facebook, un sitio en Internet diseñado para extender las redes sociales, que ya cuenta con millones de afiliados.

El gran libro

"Y o quiero tener un millón de amigos", decía una de las canciones más populares de Roberto Carlos en los años 70. Pese al gran éxito de su estribillo, esa aspiración parecía un imposible para todo el que la cantaba. Pero gracias a Internet, tener esa cantidad de amistades no sólo es una meta alcanzable. Se puede lograr fácil y rápidamente con portales como Facebook, uno de los sitios web que sirven de plataforma para establecer redes sociales virtuales y en donde se encuentran usuarios que ya tienen listas de 2.000 y más amigos. Cecilia Tirado es una de ellas. Hace apenas tres meses se inscribió en este sitio y desde entonces se ha conectado con más de 700 personas en todo el mundo, incluso con algunos a quienes les había perdido el rastro. "Me gustó y me mantengo metida, dice. En un día puedo iniciar varias sesiones de tres horas seguidas".

La mayoría de los 31 millones de usuarios activos encuentra a Facebook tan seductor como Cecilia. Y lo es tal vez porque explota esa debilidad por husmear en los asuntos ajenos que tienen todos los seres humanos o, dicho de otra manera, el gusto de mantenerse al tanto de lo que pasa en su círculo social. ¿No es maravilloso abrir una página en Internet que informe que Patricia ya no es novia de Andrés, que Mario y Laura son amigos, que Gloria invitó a Sandra a almorzar, que Luis Carlos está en Buenos Aires y que Carlos José hoy se siente un poco bajo de nota?

Lo que más aprecia Cecilia es poder enterarse de lo que hace su traga. "Si él agregó fotos de la fiesta del viernes, ya puedo ver con quién estuvo", dice. También lo usa para saber con quién tiene amigas en común. Para Santiago Gómez lo increíble del sitio es que le permitió encontrarse con una compañera del colegio que se fue a vivir a Puerto Rico y no veía hace 12 años.

El congresista David Luna celebra que este tipo de herramientas exista. Él, con más de 1.000 contactos, ha encontrado en Facebook mecanismos interesantes para estar en contacto con ellos, pues les envía informes de su gestión y recibe comentarios de la gente. "No lo uso para buscar adeptos sino para comunicarme con los que conozco", dijo a SEMANA.

Facebook no busca hacer amigos virtuales ni levantar pareja. Es, como lo dijo a SEMANA Dahah Boyd, experta en el tema, una manera de apoyar las relaciones reales ya existentes en tanto que provee a sus usuarios de aplicaciones divertidas que les sirven para mantenerse en contacto. Y la misma plataforma de Facebook, que sus creadores han denominado como el sistema operativo social de la red, hace que sea simple buscar y encontrar personas que ya se han visto alguna vez. Un nuevo amigo que alguien acepte en su lista, por ejemplo, trae consigo un centenar más, y cada uno de ellos, otro tanto. De esta manera las redes se van propagando como si fuera un virus. A ese ritmo se calcula que para fin de año serán 50 millones los abonados.

Hasta hace poco, uno de los sitios más populares para socializar era MySpace, pero la decisión de los dueños de Facebook de abrir este espacio a creadores de software que ofrecen miles de posibilidades a los usuarios (como vender regalos, mantener una mascota, abrir galletas de la fortuna, mapas con las ciudades donde el usuario ha estado, entre otras 100 aplicaciones), le ha generado un auge impresionante, tanto, que los expertos creen que es el único portal que preocupa a Google por su potencial comercial. Algunas de estas aplicaciones se vuelven populares en cuestión de horas por el efecto viral de la plataforma. Con la aplicación iLike, Facebook permite a sus usuarios recomendar artículos y música. "Estos consejos tienen mucha más validez si vienen de personas que la gente conoce, que de personajes anónimos como sucede en Amazon", dice Owen Van Natta, de Facebook. Y si se tiene en cuenta que ahora el sitio está abierto a todo el mundo, las posibilidades de negocio son aun mayores. Otro gran atractivo es que reúne en un solo sitio todas las ventajas de la red: la posibilidad de escribir mensajes en una pared, subir fotos y videos y enviar emails.

Hoy Facebook y MySpace dominan el mercado. Pero ambos son muy diferentes. Una investigación de Boyd concluyó que entre ambos se apreciaba una división de clases, pues Facebook alberga universitarios de alto perfil, mientras que en MySpace hay más usuarios mayores de 35 años que pertenecen a las clases medias bajas y que no encajan en la descripción de estudiantes modelo. "Ninguno es para 'punks', pero los 'punks' están más atraídos a MySpace que a Facebook".

Ambos sitios tuvieron orígenes diferentes. Facebook inició en 2004 como una herramienta para que los estudiantes de Harvard se conocieran entre sí. Los 'facebooks' originales son hojas que las universidades distribuyen entre los primíparos con las fotos y los contactos de sus estudiantes. Mark Zuckerberg, entonces alumno de esta alma máter, tuvo la idea de llevar las páginas a un formato virtual. La aceptación del sitio fue rotunda. Más tarde el servicio se extendió a Stanford y Yale y luego, a todas las universidades. Esto significaba que para tener una página allí, era necesario un con el indicador .edu. Por este hecho, la mayoría de usuarios de Facebook son estudiantes que no pueden esconderse en el anonimato. La gente, por lo tanto, se cuida más de lo que escribe y de ser amigable. En MySpace, por el contrario, hay una dosis de fantasía incluida pues los usuarios pueden inventarse personalidades extrañas y conectarse sólo a través de sus intereses. Lo anterior le ha traído problemas al sitio, pues hace un par de semanas se reveló que tenía entre sus usuarios a 29.000 acosadores sexuales.

En el caso de Facebook no hay tanto riesgo por este tipo de ofensas, pero no está exento de problemas. En septiembre, cuando se estableció el News Feed, el programa que hace un resumen de la actividad de los amigos, muchos miembros sintieron que se violaba su privacidad. Ante las propuestas, los dueños tuvieron que modificar esta aplicación para poder escoger la privacidad. Ser observado por personas que no se desea, como padres, profesores o jefes, es otro inconveniente. "Los colegios y las empresas vigilan estos sitios y si alguien pone fotos vergonzosas podría afectar su hoja de vida", dijo a SEMANA Rod Carveth, de la Universidad Texas Tech. Hay algunos que le huyen a Facebook para no volverse adictos. "Me da miedo perder el tiempo en esas cosas porque me han dicho que es completamente adictivo y suficiente tengo con el 'messenger"', dice Orlando Orozco. Explica que además, estos sitios pueden traer problemas, pues en el grupo de amistades hay ex novias, amigas y ex amantes y "cuando mi novia se mete y las ve, se arma unos videos terribles".

Predecir si se trata de una moda pasajera o de un sitio que permanecerá, como Google, es arriesgado. Por lo pronto, sólo se puede decir que muchos en Colombia -trabajadores, jubilados, estudiantes, amas de casa- le dedican por lo menos 20 minutos diarios a alimentar la información de Facebook con sus videos y fotos, consintiendo a la mascota virtual de su mejor amiga o buscando entre los posibles amigos a personajes famosos como Orlando Bloom o Liv Tyler, para incluirlos en su lista.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.