Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/19/1993 12:00:00 AM

El método del parche

Aparece en el mercado colombiano un nuevo sistema para dejar el hábito del cigarrillo.

SI HACE 30 AÑOS la minoría social la constituían aquellos que nunca habían probado un cigarrillo, hoy la cosa ha cambiado. Ahora la moda es ser un ex fumador. Y aunque el mecanismo más efectivo para dejar el hábito es la fuerza de voluntad, el asunto no es tan sencillo. Por eso, en los últimos años el mercado se ha inundado de toda clase de artículos y métodos destinados a deshabituar al fumador. Terapias sicológicas, acupuntura, hipnosis, autosugestión, filtros especiales, chicles de nicotina y hasta cigarrillos falsos han sido utilizados por los fumadores con el ánimo de abandonar el vicio.
La más reciente innovación en este tipo de productos son los parches de nicotina, que desde hace unos años aparecieron en Europa y Estados Unidos, y que acaban de llegar a Colombia. Se trata de un autoadhesivo que se pega a la piel y permite el paso gradual de la nicotina a la sangre en un lapso de 24 horas, evitando que el aspirante a ex fumador experimente la ansiedad producida por el deseo de llevarse un cigarrillo a la boca. El parche debe ser cambiado todos los días, durante tres meses. En este lapso, el tamaño del adminiculo va disminuyendo, de acuerdo con las especificaciones del médico, hasta que se elimina por completo el suministro de nicotina.
Para muchos fumadores el sistema es eficaz en la medida en que no se siente. No hay que reemplazar el cigarrillo por chicles, dulces o pastillas que en algunos casos se convierten en otro vicio. Pero los especialistas advierten que el parche de nicotina es efectivo, si el paciente ha tomado seriamente la determinación de dejar el vicio. Entre otras cosas, porque fumar mientras se tiene colocado el parche, puede provocar una intoxicación. La desventaja es que no combate el acto mismo de encender un cigarrillo y aspirarlo. Esta acción automática es uno de los principales obstáculos para dejar de fumar, ya que muchos fumadores no tienen tanto la necesidad física de nicotina como el deseo de tener el cigarrillo en la boca, jugar con él, botar la ceniza, etc., sobre todo en determinadas situaciones sociales.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.