Lunes, 5 de diciembre de 2016

| 2016/01/26 17:15

Lo embalsamaron para jugar póker con él

Un funeral muy particular se llevó a cabo en Puerto Rico. Su última voluntad era que lo despidieran en medio de una partida de póker. Y así fue.

El cadáver de Henry Rosario Martínez, de 31 años, fue embalsamado y colocado en torno a una mesa como si estuviera jugando al póker. Foto: Tomada de univision.com

Otro extravagante velatorio se llevó a cabo este lunes en Puerto Rico, donde el cadáver de un hombre de 31 años fue embalsamado y colocado en torno a una mesa como si estuviera jugando al póquer.

Según detalló hoy a Efe José Meléndez, propietario de la Funeraria Eterna Luz de Barceloneta -municipio al norte de la isla-, los embalsamadores atendieron así las indicaciones del padre de Henry Rosario Martínez, que quiso homenajear de esta manera a su hijo, muy aficionado a ese juego de cartas.

"Es la primera vez que hacemos esto acá, pero lo tomamos como algo normal, porque ya han hecho estas cosas en otras partes de la isla", dijo Meléndez respecto a esta costumbre de embalsamar y colocar los cuerpos como si estuvieran realizando alguna actividad cotidiana.

Rosario Martínez, quien también disfrutaba de apostar en las peleas de gallos y jugar a las tragamonedas, falleció "intoxicado por unos medicamentos", según explicó el empresario, que descartó que se tratara de un suicidio.

Meléndez admitió que muchas personas acudieron al velatorio por la curiosidad de ver cómo había sido embalsamando el joven, que estaba previsto que fuera enterrado este lunes a las 15.00 hora local.

El extravagante velatorio de Rosario Martínez se suma a otros que se han celebrado en Puerto Rico desde 2008, cuando Ángel Pantoja Medina, de 24 años, fue velado de pie en la sala de su casa, en San Juan.

Desde entonces se vieron jóvenes velados sobre una motocicleta de alto cilindraje, conduciendo una ambulancia, vestidos como el revolucionario Ernest "Ché" Guevara, dispuestos para un combate de boxeo sobre un ring, sentados en una mecedora, e incluso disfrazados del superhéroe Linterna Verde.

El caso conocido más reciente de "muerto parao" (como se llama popularmente a esta costumbre) tuvo lugar en octubre pasado, cundo el cadáver de Jomar Aguayo Collazo fue presentado sentado jugando dominó y tomando una cerveza en un bar del barrio de Río Piedras, en San Juan.


Con información de EFE.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.