Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/17/1994 12:00:00 AM

EL OIDO BIONICO

Gracias al 'implante coelear', los sordos pueden recuperar la audición mediante una sencilla cirugia.

EL OIDO BIONICO
EL 7 DE JUNIO PAsado Luz Marina Toro escuchó por primera vez la voz de su hijo, que tiene ocho años. Ese día le fue colocado y programado el minicomputador que le devolvió el oído, sentido que perdió hace nueve años luego de una infección que la dejó completamente sorda. Luz Marina no logró recuperarse con diferentes tratamientos; sin embargo, el Instituto de Seguros Sociales la vinculo a un programa que está desarrollando la Fundación Santa Fe de Bogotá. Gracias a ello pudo ser intervenida quirúrgicamente para hacerle inplante coclear.
Se trata de una de las conquistas más importantes de la moderna ingeniería médica y de la bioelectrónica, dadas las inmensas repercusiones que para una persona tiene una sordera profunda, no sólo en los aspectos linguísticos y sicosociales sino también en su vida profesional y familiar. La sordera puede ser parcialmente solucionada mediante el uso de audífonos -los cuales sólo cumplen la misión de amplificar los sonidos-, pero en casos de sordera profunda ni siquiera el audífono más potente sirve. En cambio, el implante coclear es una especie de 'oído biónico' que permite estimular directamente el nervio auditivo. Este novedoso y revolucionario método es el único tratamiento quirúrgico eficaz en la rehabilitación de la sordera profunda.
En Colombia hay aproximadamente 30.000 personas que sufren sordera neurosensorial bilateral profunda. El equipo médico de la Fundación Santa Fe de Bogotá -conformado por los cirujanos Juan Manuel García, Jorge García y Augusto Peñaranda, las fonoaudiólogas Clemencia Barón y Silvia Campos, y la anestesióloga Claudia Niño- han operado a 22 pacientes en los últimos tres años. Infortunadamente los costos del aparato, la operación y el tratamiento postoperatorio son muy altos: oscilan entre 17 y 20 millones de pesos. Actualmente la idea de este grupo de científicos es conseguir ayuda de los grupos económicos para hacer accesible esta tecnología a personas de escasos recursos. Por ahora cuentan con el apoyo de los Seguros Sociales y de la Escuela Colombiana de Rehabilitación -entidad afiliada al Colegio Mayor del Rosario-, que se ha encargado de financiar la compra de los equipos necesarios para la recuperación de los pacientes en estado postoperatorio. Desde que el implante coclear fue autorizado en el mundo, cerca de 9.000 sordos han obtenido resultados asombrosos. Pero la cirugía es apenas una fase dentro del proceso de implantación. Luego de la selección del paciente y de la intervención quirúrgica, es necesario un proceso de rehabilitación.
Los implantes cocleares se realizan sólo en aquellas personas que han perdido totalmente la capacidad de oír. La edad no es inconveniente -se han operado pacientes entre los dos y los 80 años-, sin embargo, se obtienen mejores resultados en personas que perdieron la audición después de haber aprendido a hablar. La operación -que dura entre dos y tres horas y debe ser realizada por un cirujano altamente especializado-, no presenta mayores riesgos y la hospitalización no excede las 48 horas. El paciente adulto podrá reincorporarse a sus actividades normales al cabo de 30 días. Es en ese momento cuando comienza el trabajo de rehabilitación con la fonoaudióloga. En esta parte del tratamiento se programa el computador de bolsillo de acuerdo con las características auditivas del paciente.
Lograr que un aparato creado por el hombre pueda sustituir exitosamente uno de los sentidos del ser humano es prácticamente un milagro. El avance obtenido en este campo de la medicina permitirá en el futuro que así como hoy los sordos puedan volver a oir, los ciegos puedan recuperar la vista o los paralíticos la capacidad de moverse, gracias a la estimulación eléctrica del nervio correspondiente. Algo que hace unos años parecía imposible.-
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.