Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/7/2012 12:00:00 AM

El primer hijo de Nokia y Microsoft

Los dos gigantes de la industria tienen sus expectativas puestas en el teléfono Lumia.

La alianza de la finlandesa Nokia, el mayor productor de teléfonos móviles del mundo, con la norteamericana Microsoft, el mayor vendedor de software del planeta, debería arrojar como consecuencia una recuperación de la posición de ambos en el competido mercado de la movilidad, en donde rivales jóvenes y poderosos, como Apple y Google les ganaron terreno en los últimos años. Y la nueva serie de teléfonos Lumia, fruto de este sorpresivo matrimonio, reanimó la competencia en la industria.

Cuando se anunció -hace exactamente un año- que Nokia y Microsoft sellaban una alianza estratégica, muchos entendieron que a la compañía norteamericana 'se le aparecía la Virgen' al encontrar por fin un gran fabricante que respaldaba su alicaído sistema operativo Windows Mobile, que estaba prácticamente en desuso, desplazado por el iOS de Apple y por el Android de Google. Y muchos dudaron también que Microsoft fuese una tabla de salvación adecuada para la poderosa Nokia, que aun siendo el mayor fabricante de terminales móviles, perdió su lugar en el segmento de los teléfonos inteligentes -que es el de mayor crecimiento y el que genera más utilidades- frente a los smartphones de Samsung, LG, Sony, BlackBerry y el popular iPhone.

La serie de teléfonos Lumia es el primer resultado, y es claro que las dos compañías saben lo que hacen y que hay sinergia en esta alianza. El Lumia 800, que recién ingresó al mercado colombiano, es un dispositivo suficientemente competitivo frente a sus rivales, con un sistema operativo totalmente renovado, atractivo, fácil de usar y lleno de sorpresas. El sistema operativo de los teléfonos es hoy el principal punto de competencia entre las marcas. Lumia es el primero en incorporar Windows Phone 7.5, como bautizó Microsoft a su sistema, que aprovecha la integración nativa con Office y Exchange, ofreciendo una experiencia de trabajo en el terminal exactamente igual a la del PC, que ningún otro sistema operativo puede ofrecer, puesto que Microsoft es también el dueño de Office. En los demás teléfonos hay paquetes de productividad compatibles con Office, pero no dejan de ser aproximaciones, mientras que el Lumia trae un Office de verdad, con OneNote, Word, PowerPoint y Excel y se pueden tener en el aparato exactamente los mismos archivos del PC, sincronizados a través de la conexión a internet. Los usuarios pueden almacenar archivos en la nube, mediante el servicio gratuito SkyDrive, que ofrece 25 gigas de almacenamiento.

Windows Phone maneja los contactos de una manera novedosa: todas las formas de comunicarse con alguien (chat, Facebook, Twitter, sms, llamada telefónica, etcétera) están integradas en un solo punto y el teléfono indicará en todo momento cuál de tales opciones está disponible para cada contacto. La pantalla de inicio de Windows Phone es diferente al resto. Se trata de la interfaz Metro, similar a la que traerá el futuro Windows 8 para computadores y tabletas, una composición de ventanas activas, con información en tiempo real, muy distinta de las pantallas con íconos como las del iPhone o los teléfonos Android.

El aparato como tal tiene también novedades: es un Nokia, con lente Carl Zeiss y 8 megapixeles en la cámara y un procesador de 1,4 gigas, que lo hace uno de los aparatos más rápidos del mercado. Fabricado en policarbonato de una sola pieza, el terminal es increíblemente resistente a golpes y la pantalla es a prueba de rayones.

Los padres de este matrimonio no podían estar más contentos. Sony, Samsung y otros fabricantes poderosos ya anunciaron que volverán a utilizar Windows Phone, y Nokia -que vendió más de 1,3 millones de teléfonos Lumia en el primer mes de lanzamiento internacional, en octubre del año pasado- ha encontrado el camino para competir de tú a tú con sus rivales. Nokia continuará desarrollando el tradicional sistema operativo Symbian para los teléfonos de gamas media y económica, y pondrá Windows Phone en los terminales de gama alta o 'teléfonos inteligentes'.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.