Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/7/2013 12:00:00 AM

El puesto de trabajo ideal es cerca a una ventana

Estudios recientes demuestran que tener puesto con luz natural es mucho mejor para que los empleados rindan más y tengan mayor bienestar.

El puesto de trabajo es uno de los lugares donde más tiempo pasa un empleado en su vida. Por esa razón es fundamental que ese espacio, por pequeño que sea, esté ubicado en un entorno favorable para que los trabajadores tengan alto rendimiento. Así lo han demostrado varios estudios científicos realizados por psicólogos.

Uno de los detalles más importantes, según los expertos, es que el puesto esté ubicado en un lugar donde entre la luz del sol. La exposición a la luz ayuda a regular el reloj biológico, mejora el estado de ánimo y aumenta el nivel de productividad. Por eso, sentarse al lado de la ventana en la oficina puede ayudar a cualquier individuo a estar el doble de alerta en comparación al que está bajo una luz artificial.

Los neurocientíficos señalan que esto se debe a que la luz natural está relacionada con la serotonina, conocida como la hormona de la felicidad. Según Russell Foster, de la Universidad de Oxford, en el Reino Unido, menos del 5 por ciento de los rayos de luz diurna entran a los edificios y los bombillos de bajo consumo son un “desastre total”. Pero no solo en la oficina, también en muchas casas o apartamentos la luz del sol no entra bien y esto afecta el bienestar de las personas.

Un día soleado es equivalente a 100.000 lux (medida de luminosidad), mientras que la iluminación de los espacios interiores solo proporciona alrededor de 300 lux. Según Foster, una persona necesita como mínimo recibir 1.000 lux para disfrutar de sus beneficios. “La luz no es solo importante para el sentido de la vista, sino que ayuda a regular los detectores de luminosidad que afectan el reloj biológico y muchos aspectos de la salud”, señala.

Aunque esto podría ser tenido en cuenta por arquitectos a la hora de planear el diseño y la construcción de un edificio de oficinas, los expertos recomiendan mientras tanto a los empleados que salgan a tomar el sol diariamente durante al menos 30 minutos, especialmente en horas de la mañana. De esa forma controlarán su reloj biológico, asegurarán un mejor sueño en la noche y, por ende, su cerebro funcionará mejor y su rendimiento en el trabajo será óptimo.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.