Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/8/1996 12:00:00 AM

EL RECREO

El 70 por ciento de los ejecutivos colombianos no aprovecha su tiempo libre para combatir el estrés.


LLEGA LA NOCHE del jueves, denominada por muchos como 'la noche del ejecutivo', y los bares y las discotecas se llenan de empresarios o profesionales. Al llegar el sábado los baños saunas de los clubes más exclusivos del país se copan de hombres de negocios con un vaso de whisky en sus manos.
Si bien es cierto que el panorama anterior es un tanto estereotipado, para María Luzsabel Pérez, sicóloga empresarial, solamente el 30 por ciento de los ejecutivos realiza actividades adecuadas en su tiempo libre. El otro 70 por ciento dice no poder tener pasatiempos por falta de ratos libres o se encarga de 'mal aprovechar' sus horas de descanso en activida des que, en lugar de desestresarlos, terminan por agotarlos aún más tanto mental como físicamente.
Para la sicóloga el problema radica en que actualmente existe la concepción de que el ejecutivo más efectivo es aquel que pasa ocupado y de afán las 24 horas del día. De hecho, por lo general mientras más alta es la posición de la persona en el organigrama, más amplia es la jornada de trabajo. De ahí que no sean pocos los presidentes de compañías que trabajan hasta 14 horas diarias.
Lo peor del caso es que la mayor parte de los ejecutivos gastan sus pocos ratos de ocio en actividades contaminantes que no ofrecen descanso en lo más mínimo. Se trata de empresarios que utilizan su tiempo libre para Jugar cartas mientras hablan de negocios o, simplemente, para tomarse unos 'traguitos' en un bar. Al respecto, afirma la sicóloga, "rumbear es agradable pero no funciona si el objetivo es descansar físicamente. Y ni hablar del licor que, apesar de que relaja, es perjudicial para la salud".
Contrario al panorama anterior, existen personas que aprovechan sus horas libres en actividades como compartir ratos agradables con la familia, jugar golf, correr y montar a caballo. En realidad, Pérez considera que los pasatiempos deben proporcionarle al ejecutivo cuidados para su cuerpo, su salud y su familia. "Es muy importante que el poco tiempo libre que queda sea utilizado para lograr un acercamiento con el nucleo familiar. Hacer labores domésticas, como cocinar y jugar con los hijos, es una buena alternativa ".
Otro excelente pasatiempo, que últimamente está de moda, es escaparse a una finca en el campo los fines de semana. Además, hacer deportes como el golf y principalmente el squash y el tenis, es muy adecuado para que los profesionales saquen toda la agresividad y el estrés que acumulan en el trabajo.
El típico 'no me queda tiempo para hacer nada' es simplemente falta de organización. El tiempo se saca, todo es cuestión de tomar en cuenta el descanso a la hora de planear el horario. Después de todo, para María Luzsabel Pérez, "el ejecutivo que sólo le dedica tiempo a su trabajo en algún momento explota y cae enfermo en la cama porque su cuerpo se encarga de pedirle el descanso ".
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1851

PORTADA

El doloroso asesinato de 81 líderes (este año)

José Jair Cortés es el más reciente de casi un centenar de líderes asesinados este año sin que el Estado pudiera evitarlo.¿Cómo parar este desangre?