Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/15/2011 12:00:00 AM

“El regreso de la violencia es posible”

Steven Pinker habló con SEMANA sobre el conflictocolombiano en un mundo en el que los índices de violencia están bajando.

SEMANA: ¿Por qué en algunos países, como Colombia, la violencia persiste pese a que la tendencia mundial es a ser más pacíficos?

STEVEN PINKER: No estoy familiarizado lo suficiente con la situación de Colombia como para darle una respuesta responsable, pero aquí hay algunas ideas. Los altos índices de violencia se encuentran en zonas de anarquía y la anarquía surge con frecuencia cuando la economía depende del contrabando (así como sucedió en Estados Unidos cuando la mafia controlaba el comercio ilegal de alcohol durante la prohibición en los años 20 y 30, o como pasa en partes de África en donde impera el contrabando de diamantes y minerales). La razón es que los contrabandistas no pueden llamar a la Policía o entablar una demanda para resolver sus disputas, de manera que establecen una justicia violenta de intimidación o castigo hacia sus rivales. Esto puede degenerar en una espiral en la que los señores de la droga intimidan y castigan a la Policía y a los que imparten justicia. Una analogía podría ser como el virus del HIV infecta el cuerpo y destruye el sistema inmune.

Un segundo posible aspecto que contribuye a la violencia en Colombia son los grupos de ideologías marxistas, que ven en la lucha violenta una manera necesaria para lograr el mundo perfecto. El marxismo también inspira a los igualmente fanáticos anticomunistas que creen que el comunismo es el último mal que deben destruir por cualquier medio. Esta colisión fue responsable de muchas de las guerras que consumieron al mundo en los años 60 y 80. Después de 1991 la mayor parte del mundo se cansó del marxismo, pero aún se mantiene en ciertas guerrillas, como la colombiana.
 
SEMANA: ¿Ve alguna solución para esta violencia localizada?

S.P.: Sería un charlatán si le diera una respuesta a esa pregunta. Además de despenalizar los narcóticos, lo que no creo que suceda, sería sensato fortalecer las instituciones y formar policías y cortes no sujetas de corrupción y bien protegidas.
 
SEMANA: ¿Se puede perder lo que se ha ganado en términos de pacificación?

S.P.: Yo no creo que la naturaleza del ser humano haya cambiado, y por eso el regreso a la violencia puede ser posible. Sí creo que ciertos avances son irreversibles mientras la sociedad no colapse totalmente. No vamos a volver a quemar herejes, o mantener esclavos, o sacrificar vírgenes para aplacar la furia de los dioses. La violencia contra la mujer, los niños, los homosexuales sospecho que continuará declinando. Incluso soy optimista frente a que la tendencia contra la guerra entre países continuará. Pero las guerras civiles y el crimen dentro de los países son demasiado caóticos para predecir con seguridad.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.