Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 1996/11/11 00:00

EL SUPERCONDON

Un diseñador británico desarrolla un condón fácil de poner 'que no acaba con la pasión del momento'.

EL SUPERCONDON

El millonario británico Keith Jones, quien vive en Mónaco, ha estado trabajando durante seis años en idear un preservativo que sea fácil de utilizar. "Quería algo que, incluso en la oscuridad, no se pueda colocar de manera equivocada", dijo Jones en una entrevista al Sunday Times, en la que anuncia la salida al mercado del nuevo adminículo. Según el diseñador británico su preservativo "se puede poner sin tener que quitar la mirada a la pareja". Esto es posible porque el nuevo condón viene con un aplicador especial, el cual permite mantener ese 'momento apasionado'. El aplicador logra que la persona pueda sacar el aire que suele quedar en la punta del preservativo cuando se coloca en el pene. La Asociación de Planificación Familiar confirmó que muchos hombres se ponen los condones al revés o se quejan de que éstos son demasiado pequeños o cortos, lo cual no es cierto. Lo que sucede es que no saben cómo utilizarlos de forma apropiada. Quizás este nuevo condón acabe con los mitos que rodean su utilización. Al parecer muchos hombres piensan, como Voltaire, que "el condón es una telaraña contra las enfermedades y una muralla contra el deseo". Y los colombianos no son la excepción. Una encuesta realizada hace un tiempo por el Grupo de Ayuda e Información frente al Sida en Bogotá, encontró que el 82 por ciento de los colombianos cree que el preservativo hace "perder la sensibilidad", lo cual está científicamente demostrado que no es cierto. Según los estudios, el uso del preservativo no afecta la relación sexual ni para bien ni para mal. Si esto último sucede es porque no se emplea bien, es decir, se dejan espacios con aire entre la piel del miembro y el preservativo. Para evitar incómodos accidentes y propiciar el uso del condón, que en la era del sida es un asunto de vida o muerte, Jones contó para su invento con el auspicio del gobierno francés y de varias entidades de salud del principado de Mónaco.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.