05 diciembre 2012

Enviar a un amigo

Email destino:

Nombre remitente:

Email remitente:

El terrible mal tiempo del clima

MEDIO AMBIENTELas superpotencias económicas -Unión Europea y Estados Unidos- dicen que no tienen plata para ayudar a los países del sur en la protección del medio ambiente.

El terrible mal tiempo del clima.

Foto: Patrik Stollarz/AFP

La Unión Europea y Estados Unidos echaron este miércoles un jarro de agua fría a los que esperan que en la conferencia de Doha sobre el clima haya un compromiso ambicioso sobre la ayuda a los países del Sur que reclaman 60.000 millones de dólares para 2015, una condición para el avance de las negoci
aciones del protocolo Kyoto 2.
 
"Los tiempos son duros en Europa para las finanzas", dijo a la prensa el negociador europeo, Pete Betts.
 
"Nosotros, al igual que otros países desarrollados, no podremos comprometernos aquí para 2015", dijo.
 
Aunque Reino Unido y Alemania han informado del dinero que van a consagrar a este capítulo en los próximos años aunque no se trata de nuevos fondos.
 
Los países en desarrollo reclaman 60.000 millones de dólares hasta 2015 para garantizar una transición entre la ayuda de urgencia decidida en Copenhague en 2009, de ellos 30.000 millones para el periodo 2010-2012, y la promesa de 100.000 millones hasta el 2020.
 
Este dinero está destinado en particular a ayudarlos a paliar los efectos del cambio climático como acontecimientos extremos.
 
"Si la cuestión es saber si habrá anuncios aquí sobre nuevas promesas, no es la cuestión adecuada", dijo por su parte, el negociador estadounidense Jonathan Pershing.
 
Se trata de uno de los principales obstáculos para las negociaciones en el marco de Naciones Unidas sobre el clima que concluirán en la madrugada del sábado en Doha, la capital de Catar, donde se trata de pergeñar un nuevo protocolo para luchar contra el cambio climático denominado Kyoto II.
 
A diferencia del protocolo de Kyoto, que solo vincula legalmente a los países industrializados, con excepción de Estados Unidos, que no lo ha ratificado, Kyoto II pretende involucrar a todos los países, incluyendo a los principales contaminantes --Estados Unidos y China a partir de 2020.
 
"Queremos ver el dinero encima de la mesa antes de irnos", dice el negociador gambio Ousman Jarju, que representa a los países menos desarrollados.
 
La secretaria de Estado de Medio Ambiente alemana Katherina Reiche anunció el miércoles 800 millones "adicionales" para los años 2013-2014. "Esperamos que esto permita aportar un poco de movimiento en las negociaciones", dijo.
 
La víspera, el Reino Unido había anunciado que gastará 1.800 millones de libras (2.8 millones de dólares) en 2014/15, pero las ONG le han reprochado que se hagan anuncios de dinero que ya está presupuestado.
 
Los países árabes, muy afectados por el cambio climático
 
Aunque los efectos de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del calentamiento climático afectan a todo el mundo, el Banco Mundial advirtió el miércoles que los países de Oriente Próximo y Africa del Norte se verán particularmente afectados.
 
Si la tendencia actual se mantiene, las temperaturas medias en los países árabes aumentarán 3ºC para 2050, y 6ºC en el caso de las nocturnas, según un informe publidado durante esta conferencia de la ONU.
 
"El clima de los países árabes va a conocer temperaturas extremas sin precedentes", advierte el informe.
 
La lluvia en la región, que ya cuenta con la menor cantidad de agua dulce del mundo, será cada vez más aleatoria.
 
"Cada vez habrá menos agua y con el crecimento de esta población, esta región ya pobre en agua no tendrá suficientes recursos para la irrigación de las cosechas, la industria ni proporcionar agua potable", agrega el Banco Mundial.
 
El agua procedente de las precipitaciones disminuirá un 10% para 2050, mientras que la demanda de agua, potable o no, aumentará un 60% en este periodo.
 
Según el informe, "el cambio amenazará los pilares esenciales del desarrollo".
 
El cambio climático ha afectado o va a afectar a la mayoría de los 340 millones de habitantes del mundo árabe, pero de ellos los 100 millones más pobres se verán más duramente afectados.

Además de la escasez de agua y la subida de las temperaturas, los agricultores se tendrán que enfrentar a plagas de insectos y al deterioro de la fertilidad del suelo, sin contar que las cosechas cada vez serán más magras.
 
Además de la agricultura, el turismo se verá afectado igual que la salud, con enfermedades como el paludismo y el dengue que llegarán a nuevas regiones.
 
El Banco Mundial insta a que se tomen medidas urgentes para garantizar que los planes de adaptación a los cambios climáticos sean integrados en las políticas nacionales.
 
AFP
Publicidad
Horóscopo
Semana en Facebook
Publicidad