Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/8/1997 12:00:00 AM

EL TOQUE MAGICO

El mundo pone los ojos en el poder de la manos para aliviar y curar las enfermedades más comunes.

El hombre siempre ha utilizado las manos para aliviar. Sólo basta con observar que instintivamente las personas siempre llevan sus manos al lugar afectado del cuerpo cuando se produce un dolor. Las madres casi por reflejo soban asus hijos cuando se caen y por lo general la primera reacción de alguien que ve a un ser querido deprimido es abrazarlo. Sin embargo hace poco tiempo los científicos empezaron a investigar el verdadero alcance del poder curativo de las manos. Unos meses atrás los expertos del Touch Research Institute _TRI_, un centro de investigación sobre el contacto físico ubicado en la facultad de medicina de la Universidad de Miami, realizaron un experimento que los dejó impresionados. Dividieron 200 bebés prematuros en dos grupos. Al primero de ellos le dieron los cuidados tradicionales en este tipo de casos y al segundo, además de estos cuidados, se les suministró diariamente un masaje sueco en sus diminutos cuerpos. Después de unas semanas los bebés masajeados, además de ganar 50 por ciento más de peso que los otros prematuros y de responder mejor a los estímulos, fueron dados de alta una semana antes de lo previsto. Para los investigadores aún es un misterio el mecanismo por el cuál los masajes llevaron a estos resultados. Lo que sí tienen claro es que la diferencia la marcaron las manos. Saben que no se trata de un nuevo descubrimiento sino de algo inherente al ser humano. No hay duda de que el contacto físico es fundamental para el hombre. No en vano es a través del contacto físico que se expresa el afecto. "Tocar ayuda a la persona emocionalmente", afirmó a Semana María Hernández-Reif, una de las médicas del instituto, el único en el mundo dedicado a investigar este tema. Estos principios básicos están siendo aprovechados hoy por muchas personas en distintas áreas, tanto científicas como prácticas. Está comprobado que las meseras que tocan a sus clientes en la mano o en el hombro cuando llevan el cambio, por ejemplo, reciben mejores propinas que aquellas que no lo hacen. Para no ir más lejos, los políticos siempre han empleado la estrategia de entrar en contacto con las multitudes porque saben que eso será recompensado el día de las elecciones.Pero cuando este contacto es sistemático, directo y un poco más profundo los resultados pueden ser aún más poderosos. En este mismo instituto los médicos han hecho investigaciones con recién nacidos de madres adictas a la cocaína, con niños abusados sexualmente o con desórdenes de estrés postraumático. En estos casos los niños que fueron masajeados mostraron incremento de peso y menos estrés y ansiedad. También se han adelantado investigaciones con adolescentes que padecen bulimia o anorexia, así como en mujeres con cáncer de seno y en pacientes con sida, en quienes los masajes han fortalecido su sistema inmunológico. En total se han realizado más de 50 estudios y el resultado siempre ha sido el mismo: la terapia del masaje da un gran bienestar al paciente. "No importa qué edad, qué problema o qué sexo tenga la persona, no hay un organismo que haya rechazado la terapia", comentó a Semana la doctora Hernández-Reif. El efecto relajante del masaje es conocido desde hace mucho tiempo. En el país se ha usado para fines cosméticos pero recientemente se ha empezado a aplicar en otros campos. De acuerdo con el Instituto de Ortopedia y Fisioterapia, cada vez más personas recurren a los masajes terapéuticos tradicionales para aliviar las tensiones y los dolores de espalda que se generan por estrés. "El efecto a nivel sicológico es impresionante", afirma la fisioterapeuta Clara Inés Jaramillo. "Al contacto con la piel el paciente se siente consentido y comienza a liberar toda su ansiedad". El masaje también se ha convertido en una parte importante de los ejercicios de estimulación temprana para bebés. "Ayuda a fortalecer su desarrollo afectivo", afirma Edith de Peisach, directora de un centro de estimulación temprana de Bogotá. Efectivamente, un estudio reciente realizado por la Universidad de Emory, en Atlanta, afirma que quienes de adultos tienen problemas para manejar el estrés pudieron haber tenido un deficiente contacto físico cuando niños. En el campo de los deportes los masajes ya no son únicamente para los lesionados. También se aplican masajes especiales para mejorar el rendimiento de los jugadores en competencias fuertes. Según Jorge Alarcón, médico de Coldeportes, el deportista sano también necesita masajes para ayudarle a estar en forma más rápido entre una competencia y otra. "Los desechos producidos en la actividad física se eliminan más fácil con el masaje", afirma el especialista.
Tocar es sanar
En todas las tradiciones, según explica la médica bioenergética Elsa Lucía Arango, existe el concepto de sanar con la palma de las manos, desde los quiroprácticos hasta las más sutiles formas de contacto para devolver y balancear la energía del cuerpo, como es el caso del reiki o el toque terapéutico. Existen muchas formas de aliviar con un masaje o con el simple contacto físico. Entre los que gozan de más popularidad está el shiatsu, una técnica japonesa basada en el principio de que la energía que fluye por el cuerpo de manera constante a veces se bloquea por tensión, estrés, angustias, malas posiciones al dormir, etc. Esa energía represada causa las úlceras, las migrañas y muchos otros dolores en el cuerpo. Con la técnica del shiatsu el terapeuta le da presión a los puntos vitales que controlan el área donde se presenta el problema. "El masaje ayuda a descongestionar la energía", afirma Javier Burgos, un experto en el tema. Según explica, al aplicar el masaje sucede lo mismo que cuando se presiona una manguera por donde fluye agua. "Cuando se hace el movimiento de presión y liberación el líquido va a ser mas veloz". La reflexoterapia, una técnica que cada vez es más conocida en nuestro medio, ofrece un masaje limitado a la planta de los pies y las palmas de las manos, donde se encuentran puntos reflejos de todo el organismo. Por lo tanto desde la mano no sólo se puede hacer el diagnóstico sino el tratamiento que la persona necesita para aliviar cualquier problema. La masoterapia china busca el alivio del dolor practicando el masaje directamente en el área afectada. Pero también hay masajes que sólo requieren una sola presión para aliviar. Es el caso del reiki, un método para canalizar la energía del universo cuando la persona presenta bloqueos en el organismo. En lo que se conoce como el toque terapéutico muchas veces sólo hay un contacto superficial e incluso a veces ni siquiera es necesario. El especialista pone sus manos en la región del cuerpo que está afectada. En este caso las manos sirven como canalizadoras de la energía del cosmos. El objetivo del tratamiento es tratar de equilibrar la energía del organismo que se descompensa con la vida diaria. "El toque es como un enchufe del paciente a tierra", afirma Jorge Carvajal, médico bioenergético. El misterio de las manosLo común en todas las técnicas que aplican masaje o contacto físico es que producen un efecto relajador en el organismo y un bienestar físico y emocional. ¿Cuál es entonces el secreto de las manos? Para Carvajal las manos son como una antena que capta y emite señales y la piel es un radar. En efecto, los científicos han encontrado que debajo de la piel hay más de cinco millones de receptores de energía y más de 3.000 en la punta de un solo dedo. "Debajo de la piel está la melanina, que es una hormona capaz de tomar la corriente que se transmite a través de las manos y convertirla en vibraciones que van de la piel al cerebro", dice Carvajal. En el Touch Research Institute, por muestras de orina y saliva se ha establecido que los masajes reducen las hormonas de estrés en la piel y hacen estimular otras, como la serotonina, que disminuye cuando las personas están deprimidas o tienen dolor. Los investigadores del TRI también han encontrado que tocar a las personas, sea con el masaje que sea, estimula en el cerebro la producción de las hormonas endorfinas, las cuales son los supresores naturales del dolor en el cuerpo. En el shiatsu, de acuerdo con la experta Clara Inés Fierro, lo que hace el masaje es estimular el fluido normal de energía y de sangre así como el de los líquidos linfáticos.Aunque los efectos son muy buenos los expertos consultados manifiestan que estos tratamientos no pueden aplicarse solos. La gran mayoría de los masajes sirve como complemento de la medicina. "El masaje mejora la ansiedad, las alergias, los dolores de cabeza y otras enfermedades sicosomáticas, dice Elsa Lucía Arango, pero no curan el cáncer. Lo que sí se sabe es que estimulan el sistema inmunitario, y en ese sentido son un complemento para la salud". Y aunque todavía falta mucha investigación para saber si el masaje puede llegar a ser preventivo, desde ya muchos especialistas están recomendando estas prácticas como esenciales para el bienestar diario de la persona. Además, como lo recomiendan en el TRI, el contacto físico es tan importante para mantenerse con buena salud que una de las mejores recetas que se le puede dar a toda persona es una buena dosis diaria de abrazos, darlos y recibirlos como si se tratara de vitaminas.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.