Sábado, 22 de noviembre de 2014

| 2013/09/03 00:00

El triunfo del artista chino que copia a Botero

El chino Li Chen conquista París con doce esculturas monumentales de bronce que recuerdan a las del colombiano.

Esta es una de las esculturas de Li Chen que estuvieron en una exposición en Beijing. Lo que llama la atención es su parecido con el arte de Fernando Botero. Foto: Archivo particular

En el arte todo es subjetivo. Lo que le gusta mucho a algunos, a otros no tanto. Es el caso de Fernando Botero. Alabado por unos, criticado por otros pero sin duda uno de los artistas más importante de la historia de Colombia. Por eso, algunos lo estudian y otros incluso lo imitan. 


Eso dicen del artista chino Li Chen quien ha invadido la exclusiva plaza Vêndome de París con doce esculturas monumentales de bronce que recuerdan a las del antioqueño.


Las esculturas acompañarán a la columnata romana que Napoleón instaló a inicios del siglo XIX hasta el próximo 29 de septiembre.


El escultor, que nació en Taiwán en 1963, trabaja entre Taipei y Shanghai y nunca antes había expuesto en París, muestra una serie de estatuas antropomórficas con formas redondeadas que alcanzan los diez metros de altura.


El diario El País de España titula una nota en su edición de este martes: “El Botero chino invade París”.


En el artículo cuenta que su trabajo representa un “estilo artístico que incorpora tradiciones filosóficas del confucionismo, budismo y taoísmo con pensamientos contemporáneos, poniendo de manifiesto la idea del 'espíritu del este'”, según explicaron los portavoces de los centros organizadores, el Global Art Center Foundation y el Asia Art Center.


“Antes que cualquier filosofía, la obra de Li Chen mira hacia el futuro con esculturas que evocan problemáticas contemporáneas para reconciliar tradición y modernidad”.


El rotativo dice que “sus esculturas, rodeadas de edificios haussmanianos en esa notable plaza octogonal creada inicialmente en 1893 para conmemorar la gloria de los ejércitos del monarca Luis XIV, crean un diálogo que parece enfatizar el contraste entre dos culturas diferentes”.


El emplazamiento de la muestra, aprobado por el Ministerio de Cultura francés y por la Alcaldía de París es, además, un enclave privilegiado para comercios joyas y relojes de lujo como Cartier, Van Cleef & Arpels, Chanel, Mikimoto o Dior, que frecuentan muchos turistas asiáticos. La exposición atrae la atención de los turistas como en su momento lo hizo Fernando Botero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×