Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2007/12/01 00:00

El ultimátum

El panel intergubernamental de cambio climático entregó el cuarto y último informe que será crucial para la Cumbre de la Tierra, que se realiza esta semana en Bali.

El ultimátum

La Tierra se ha convertido en un sitio muy peligroso. Esa es al menos una de las conclusiones que se puede sacar del cuarto reporte del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (Ipcc), conformado por más de 2.000 científicos del mundo, que se dio a conocer la semana pasada. Con este documento, considerado como la síntesis de los tres primeros que se redactaron durante el año, no queda duda de que las actividades humanas desde 1750 hasta hoy han tenido un impacto determinante en el calentamiento global.

Este informe, el equivalente al balance que se les entrega a los socios de una compañía al fin de año, no tiene ninguna sorpresa. Pero es el último llamado de atención a la humanidad. "El calentamiento lleva a unos cambios abruptos e irreversibles", sentencia el documento. La intensidad de las emisiones está creciendo más de 3 por ciento al año debido al boom económico de países como China e India. Esto ha hecho que se vea agotada la capacidad de árboles y mares de absorber el CO2 de la atmósfera. Según Carlos Costa, director del Ideam, gracias a ellos los océanos se han vuelto más ácidos, lo cual "afecta a largo plazo los corales y los peces", afirma.

El texto se divide en cuatro partes. La primera es un resumen de las más contundentes observaciones, como por ejemplo, el incremento de la temperatura mundial y del nivel del mar, así como la disminución de las capas de nieve en el Ártico. La segunda explica la razón de ese cambio climático. El informe señala como la más importante causa a las emisiones de dióxido de carbono, derivadas de la acción del hombre. En la tercera se hace una proyección del impacto del cambio climático en el planeta si no se hace algo al respecto. Y en la última se plantean soluciones.

El informe es importante además porque ha sido redactado especialmente para los gobernantes y los funcionarios encargados de tomar las decisiones en cada país. Es decir, a quienes les corresponderá tratar de detener ese impacto con políticas concretas. No es una coincidencia que el documento se entregue en vísperas de la reunión que se llevará a cabo esta semana en Bali. Allí muchos esperan que se redacte un nuevo tratado, que suceda al muy criticado Protocolo de Kyoto, para que los países puedan trabajar en una agenda conjunta que permita mitigar la problemática. La solución no es sencilla, pero los riesgos de no tomar acción pronto son muy grandes. Estos son algunos de los más preocupantes escenarios futuros que resalta el informe.

1. Sequías: serán más frecuentes y se extenderán a más zonas del planeta. Lo anterior ocasionará escasez de agua, lo que tendrá impacto en la agricultura. Al final el ser humano sufrirá las consecuencias con hambrunas.

2. Tormentas devastadoras: la fuerza y frecuencia de los ciclones aumentarán, lo cual tendrá un impacto en las cosechas, en los árboles y en los arrecifes de coral. El impacto en los seres humanos se verá en un incremento de muertos y heridos por las inundaciones.

3. Temperaturas más altas: el calentamiento global continuará, lo cual tiene consecuencias buenas y malas. En el lado positivo se puede prever que la agricultura y en general la vida en las regiones más frías de la Tierra serán menos duras debido a que serán más calientes. Pero la otra cara de la moneda muestra que se reducirá la producción agrícola en el trópico y las zonas subtrópicas, habrá disminución del suministro de agua, aumentarán las epidemias por insectos y se deteriorará la calidad del aire en las ciudades.
4. Oleadas de calor: se presentarán aumentos extremos de la temperatura en ciertas partes del mundo, lo que ocasionará incendios forestales como los que han padecido Australia y California en estos años, con pérdidas en vidas humanas, casas y en calidad del agua y del aire.

5. Lluvias fuertes: serán más frecuentes y ocasionarán inundaciones, dañarán las cosechas, incrementaran la erosión y el riesgo de enfermedades, y harán que se deteriore la calidad del agua.

6. Aumento del nivel del mar: el nivel del mar va a aumentar a causa del deshielo de los polos y al hacerlo inundará las regiones más bajas de islas y continentes. Esto ocasionará migraciones humanas con las consecuencias de hambre, desarraigo y problemas de salud.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.