Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 1992/08/24 00:00

EL VIRUS FANTASMA

Una extraña forma de sida tiene en jaque a los científicos.

EL VIRUS FANTASMA

CINCO PACIENtes de sida que no presentan rastros de ser portadores del virus de inmunodeficiencia humana se han convertido en el nuevo dolor de cabeza de los investigadores. Los casos fueron presentados la semana anterior en el desarrollo de la VIII Conferencia Internacional sobre la enfermedad, que se realiza en Amsterdam.
Los científicos creen que estos extraños casos pueden ser causados por una tercera variante del HIV, que aún no ha sido indentificada. Sin embargo algunos estiman que podría tratarse de una rara deficiencia del sistema inmunológico causada por otra condición o agente. El nuevo agente, dicen, puede ser un microbio o algún factor ambiental. Los expertos aún no están seguros si estos casos representan un nuevo síndrome o se trata de un mutante del mismo virus. Por ahora los cinco pacientes están siendo estudiados para determinar con exactitud que tienen en común. Todos ellos viven en Nueva York. Pero aunque cuatro tienen factores de riesgo para el sida, el quinto es un anciano, casado y heterosexual. Los científicos señalaron que tampoco se han hallado rastros del virus en los companeros sexuales de los enfermos.
Pero estos no son los únicos casos de pacientes de sida en los que los exámenes especializados no muestran la presencia del virus de inmunodeficiencia humana. Ahora se sabe que por lo menos 30 casos de este tipo se han presentado en Europa y en los Estados Unidos en los últimos dos años, aunque no habían sido reportados científicamente. Al tratarse el tema en la conferencia de Amsterdan, varios especialistas señalaron haber visto casos similares de personas que sufren el sida, o una enfermedad similar al sida, pero no han detectado evidencia de la infeccción con el HIV, virus que causa el sida. Uno de ellos fue descrito Dor el doctor Luc Montagnier, el investigador francés codescubridor del virus del sida, quien señaló que está estudiando el caso de un paciente en el cual el virus no fue encontrado en los exámenes de sangre pero sí apareció en el examen de orina.
Ya sea que se trate o no de un virus mutante, lo cierto es que a los numerosos interrogantes que el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana ha planteado a, la comunidad científica, ahora se agrega uno más.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.