Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/7/2013 3:00:00 AM

A ellas les gusta la fantasía

Un nuevo libro cuenta las fantasías sexuales más comunes de las mujeres. Sus sueños eróticos hoy no tienen límites.

El deseo sexual femenino siempre ha estado rodeado de mitos y tabúes. Con el fin de descubrir cuáles son sus principales fantasías sexuales, la escritora y periodista inglesa Emily Dubberley, especializada en relaciones de pareja y sexo, entrevistó a cerca de 500 voluntarias entre 18 y 78 años. 

Los resultados de la investigación aparecen en su nuevo libro Garden Of Desires: The Evolution of Women’s Sexual Fantasies, donde explica cómo ha cambiado el tema en los últimos 40 años. En aquella época la revista Cosmopolitan afirmó rotundamente que las mujeres, a diferencia de los hombres, no tenían fantasías sexuales. Hoy la cosa es a otro precio.

Según Dubberley, desde entonces se han revelado fantasías que actualmente siguen siendo populares, pero hoy en día hay mayor diversidad, pues a las mujeres “se les juzga menos por ser sexuales y gracias a ello son más libres de explorar su cuerpo y hacerlas realidad”, explicó la autora a SEMANA. 

Las fantasías pueden ser pensamientos que ellas usan durante el sexo o la masturbación. “Pueden ser románticas, sensuales, violentas. En resumen, cada mujer tiene su propia experiencia de fantasía y la crea en su mundo interior”, señala Dubberley, quien identificó más de 200 tipos de fantasía que clasificó en cinco categorías generales (ver recuadro)

Casi un tercio de las encuestadas se imaginaba en una posición sumisa o dominante, otro tanto fantaseaba con tener sexo grupal y muchas disfrutaban al imaginarse en distintas situaciones y escenarios con su pareja o su amor platónico. Sin embargo, según Dubberley las mujeres ya no fantasean tanto con un príncipe azul que las lleva a un lugar muy romántico para dar rienda suelta a su amor. Ahora son más pasionales y dispuestas a experimentar. 

De hecho, las mujeres se muestran más abiertas a la diversidad de género y no tienen inhibiciones para imaginarse en el papel masculino. “Muchas entrevistadas señalaron que les excitaba ponerse un cinturón y disfrazarse de hombres. Otras afirmaron que su sexualidad y sus sentimientos hacia las lesbianas, los gays, los bisexuales y los transexuales cambiaron con el paso de los años”, dijo Dubberley. Para ella, los medios de comunicación han influenciado notablemente la mentalidad de las mujeres. 

La autora afirma que las fantasías sexuales femeninas no son muy diferentes a las de los hombres. Cita un estudio en el cual se demuestra que si bien son diferentes en la juventud, a medida que los años pasan y los niveles de testosterona y estrógeno disminuyen, son más parecidas. “Esto sugiere que la guerra de los sexos no existe. Al menos no en lo que se refiere a fantasías sexuales”, concluye. 

El top 5 

Estas son las fantasías femeninas más frecuentes:

1. Sumisa: No se refiere únicamente al sadomasoquismo sino a una variedad de conductas en las que la mujer se somete a los deseos del hombre.
 
2. ‘Dominatrix’: La mujer domina al hombre, ya sea con un látigo y unas esposas, o simplemente al tomar la iniciativa en la cama. 

3. Ver y ser vista: El voyerismo y el exhibicionismo son populares, pero ellas gozan más cuando son vistas, pues les fascina sentirse deseadas. Este tipo de fantasías ha aumentado gracias a las redes sociales y las webcam. 

4. Donde caben dos..: El sexo grupal incluye factores propios de las categorías anteriores. Pero lo que más les atrae es la novedad de acostarse con un desconocido o con alguien del mismo sexo.

5. Un amante: Es la más básica de todas y el protagonista puede ser la pareja, un amigo, un compañero de trabajo o un personaje famoso.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.