Viernes, 31 de octubre de 2014

| 2013/04/10 00:00

En esta aerolínea viajar es más caro para obesos

La aerolínea Samoa Air cobra tarifas aéreas con base en el peso del viajero.

En algunas aerolíneas las personas obesas han sido obligadas a pagar por dos asientos. Foto: .

Muchas personas consideran incómodos los reducidos espacios de clase turista de los aviones: a algunos no les caben las piernas, otros se quejan de lo poco que reclinan las sillas mientras que otros sencillamente sufren de fobias a los espacios reducidos. 


A este panorama se suma la constante incertidumbre de no saber si el vecino asignado por la aerolínea será una persona obesa o "pasadita de kilos" que no cabe en el asiento. A modo de broma, muchos viajeros comentan que quienes no caben deberían pagar dos puestos para no incomodar a los demás.

 

Esas apreciaciones han sido tomadas en serio por algunas aerolíneas. British Airways, Continental Airlines, Southwest Airlines y Air France han optado por obligar a esos pasajeros a pagar por dos asientos. No obstante, esta medida no ha sido tan controvertida y fuera de lo común como lo es la nueva regla de Samoa Air que optó por cobrar el boleto aéreo con base en el peso del pasajero.


La aerolínea que opera ante todo a nivel doméstico, pide al viajero subirse en la báscula con la maleta. Dependiendo del trayecto, la tarifa por peso cambia. Es así como las tarifas varían entre 1 dólar por kilo –para el trayecto más corto- y 4.16 dólares por kilo hacia la vecina nación de Samoa Americana.


Las reacciones no se han hecho esperar ante la posibilidad de que más aerolíneas decidan implementar la misma medida. Algunos han considerado la norma como discriminatoria, mientras que otros sectores afirman que aporta beneficios sociales. En primer lugar, para algunas personas suena lógico que si las maletas se pesan por cuestiones ligadas al consumo de gasolina (entre más peso, más gasolina consume la aeronave), también se pese a los viajeros.


Adicionalmente, algunos pobladores del país -donde se estima que más de la mitad de la población sufre de obesidad- han encontrado en la regla otro incentivo para bajar de peso. 


Al no cobrar el tiquete por silla sino por peso, las familias se han beneficiado económicamente, ya que los niños pagan mucho menos de lo usual, indica Chris Langton, gerente de la empresa a una estación radial australiana. Los usuarios de la aerolínea también pueden optar por cargar lo que quieran en su equipaje.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×