Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/9/2011 12:00:00 AM

Encuentros con osos polares "serán cada vez más frecuentes"

Debido al cambio climático, el hambre llevará a estos animales a internarse cada vez más tierra adentro, advierten científicos tras la muerte de un estudiante británico en un ataque en Noruega., 244525

;
BBC
Tenemos una extraña relación con los osos polares.

Cuando los vemos en el zoológico o en documentales, nos sentimos atraídos por sus grandes garras, su pelaje blanco y sus narices negras. Los oseznos nos parecen adorables.

Les acordamos un estatus especial, representativo de toda la majestuosidad asociada a las regiones heladas del planeta.

Pero olvidamos a menudo que los osos polares matan para sobrevivir.

Es parte de su naturaleza. Como el principal carnívoro del Ártico y el depredador terreno de mayor tamaño, este animal caza para alimentarse, atacando otros grandes mamíferos como focas, morsas y ballenas.

Ocasionalmente, y trágicamente, también arremeten contra los seres humanos, como quedó en claro luego de la muerte la semana pasada de un adolescente británico en un ataque en Svalbard, Noruega, que también dejo cuatro heridos de gravedad.

Incidentes como estos podrían ser más frecuentes en el futuro. Y la razón para ello es el cambio climático.

A medida que el incremento en la temperatura acelere el derretimiento de las masas heladas, el número de osos polares disminuirá rápidamente.

Es probable que aumente entonces el número de expediciones para dar un último vistazo fugaz a estos animales.

Debido al retroceso del hielo, los osos polares se verán forzados además a internarse cada vez más tierra adentro.

"No puedo comentar sobre los detalles del ataque en Svalbard, pero, desafortunadamente, es muy probable que los conflictos entre osos polares y seres humanos aumenten en muchas partes de la región circumpolar", dijo a la BBC Gregory Thiemann, profesor de ciencias ambientales de la Universidad York, en Toronto, Canadá.
Ataques

Los osos polares deambulan por los mares helados de todas las naciones árticas: Rusia, Alaska en Estados Unidos, Canadá, Groenlandia y Noruega, donde tuvo lugar el reciente ataque mortal en un campamento cercano al remoto glaciar Von Postbreen, en Svalbard.

Los ataques contra humanos son la excepción. Un estudio publicado en 1999 en la revista Wilderness and Environmental Medicine documentó el número de incidentes hasta ese entonces.

Entre 1980 y 1985 sólo se registró en Alaska un caso de lesiones y ninguna muerte.

En un período de 15 años en Svalbard, otros investigadores documentaron sólo un muerto y tres heridos. Al menos 46 osos polares fueron muertos por seres humenos en ese misma etapa.

En un período de 20 años en Canadá, seis muertes y 14 casos de lesiones en seres humanos fueron atribuidos a ataques de osos polares. Durante esas dos décadas, las personas mataron 251 osos "en defensa de su vida o propiedad".

Hasta 1999, dos muertes ocurrieron en la localidad de Churchill en Manitoba, Canadá, un puerto habitado por unas mil personas y un número similar de osos.

Una de las muertes tuvo lugar tras el sorpresivo encuentro entre un oso y un cazador de aves. El cazador se aproximó al oso, que mató y comió a su víctima.

El otro ataque ocurrió contra un hombre que caminaba por la calle principal del pueblo en plena noche llevando consigo porciones de carne cocida. También fue muerto y parcialmente consumido por el oso.

Los habitantes de Churchill están hoy acostumbrados a ver osos polares, que entran al pueblo en busca de alimentos y son rápidamente retirados del lugar.

Los animales son atrapados con una carnada de carne de foca antes de ser anestesiados y transportados por helicóptero cerca de 60 kms.

En el pasado, cerca de 75 osos eran retirados de esa forma cada año. Pero el número ha caído a la mitad debido al declive en la población de estos mamíferos.

Contaminación

El año pasado, Peter Molnar de la Universidad de Alberta, en Edmonton, Canadá, publicó el primer modelo que establece una relación directa entre el cambio climático y la supervivencia y reproducción de los osos polares.

Basado en lo que se sabe actualmente de la fisiología, comportamiento y ecología de estos animales, el estudio predijo que la preñez será menos frecuente y que menos osos sobrevivirán períodos cada vez más largos de deshielo.

Estos cambios podrían producirse repentinamente cuando los osos pasen un "punto sin retorno".

Otros estudios recientes indican que la supervivencia a largo plazo de los osos polares está siendo amenazada por la contaminación creada por los seres humanos.

Productos industriales como el mercurio y las sustancias organocloradas tienen un impacto acumulativo y potencialmente fatal en los huesos, órganos, aparato reproductivo y sistema inmunológico de los osos.

El efecto combinado de la contaminación y el deshielo ha causado incluso una disminución en el tamaño de los osos en los últimos cien años, de acuerdo a un estudio que comparó cráneos de osos de inicios del siglo XX y de finales de siglo.

Tierra adentro

Impulsados por el hambre, es probable que los osos pasen más tiempo tierra adentro que sobre los mares helados.

"A medida que avance el cambio climático, los osos estarán más tiempo en tierra firme y sufrirán más estrés desde el punto de vista nutritivo", dijo a la BBC Thiemann.

"Estos dos factores aumentarán el riesgo de conflictos entre osos y seres humanos".

"El cambio climático es un problema para los osos”, señaló por su parte Jon Aars del Insituto Polar Noruego en Tromsoe.

"Hay muchos lugares en los que estamos viendo más osos tierra adentro simplemente por la retirada de los mares helados, especialmente en Svalbard".

"Obtienen casi todas sus presas en los mares helados, donde descansan las focas. Están acostumbrados a no comer nada durante meses, en períodos sin hielo. Pero se vuelven desesperados a medida que estos períodos de deshielo se vuelven cada vez más prolongados".

Ya se ha visto a osos recurriendo a fuentes alternativas de alimento, atacando colonias de aves en busca de huevos y pichones.

La gran preocupación es que los osos coincidan con los seres humanos con mayor frecuencia.

Seres humanos como alimento

"Hay muchos lugares en el Ártico en los que aún se caza a los osos. Pero desde 1973 gozan de protección en Svalbard", explicó Aars.

"Han comenzado a regresar al área y cada vez se ven más osos cerca de los sitios habitados por seres humanos".

Aars dice que el punto donde ocurrió el ataque contra los estudiantes es conocido como un lugar con alta probabilidad de presencia de osos polares.

"Si uno mira al fiordo, se ve que en esta época del año hay un segmento reducido de mar congelado, lo que atrae a los osos. Al mismo tiempo es una época de escasez para ellos, porque la zona de mar cubierta por hielo es muy reducida", por lo que hay menos focas descansando sobre el hielo.

"Cuanto más avanza el verano, más tiempo llevan los osos sin alimento. Cuando atacan seres humanos, es usualmente porque están muy, muy hambrientos".

En el futuro, deberán tomarse medidas para evitar accidentes trágicos, de acuerdo a Thiemann.

"Se deberá invertir tiempo y recursos en planes dirigidos a minimizar riesgos".

"Será crucial en los próximos años que las comunidades costeras y los gobiernos se preparen para interacciones cada vez más frecuentes entre humanos y osos polares".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.