Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/19/2016 12:35:00 PM

Autoridades de Karachi (Pakistán) envenenan a miles de perros callejeros

Un total de 1.050 perros fueron sacrificados en la primera fase de la operación, que tiene previsto matar a otros 2.000 perros.

Más de mil perros callejeros fueron envenenados por empleados de la municipalidad de Karachi, después de una ola de críticas y de denuncias de que los canes habían mordido a mujeres y niños, informó este miércoles un funcionario.

Un total de 1.050 perros fueron sacrificados en la primera fase de la operación, que tiene previsto matar a otros 2.000 perros. 

Rehan Hashmi, presidente de la jurisdicción municipal, dijo que las autoridades han recibido una ola de críticas de que los perros muerden a la gente y defendió el programa de exterminación de los canes, ya que la ciudad carece de recursos. 

"Si hubiera algún otro recurso u opción, me hubiera encantado poder hacerlo", dijo Hashmi, quien agregó: "después de todo son seres vivientes". 

En Pakistán el tema de los derechos de los animales no está presente en el debate público, pero de a poco surgen grupos de veterinarios y activistas que buscan encontrar un equilibrio para conciliar la vida de los canes con los miedos de la población, que en muchos casos los considera como impuros, en base a creencias religiosas. 

Algunas estadísticas estiman que en Karachi podría hacer hasta 35.000 perros callejeros y cada año se denuncian cerca de 15.000 ataques a humanos, aseguró Isma Gheewala, del Centro de Atención a los Animales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.