Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/1/2013 12:00:00 AM

Es mejor almorzar en su escritorio

Según un estudio, los empleados que pasan una hora o más en un restaurante reducen la función del cerebro en la tarde.

Científicos de la Universidad Humbolt de Berlín, han encontrado que las personas que almuerzan en su escritorio son más productivas en la tarde, en comparación con los que van a comer tranquilamente.

Para el estudio se analizaron durante varias semanas, dos grupos de personas. El primer grupo que pasó una hora en un restaurante almorzando con amigos volvió a trabajar menos concentrado en el trabajo y menos despierto. Habían reducido la función del cerebro, por lo que se hacía más difícil ponerle frente a las tareas detalladas.

El segundo grupo que almorzó en su mesa era mentalmente más perspicaz, relajada y rápida a la hora de realizar su trabajo. La diferencia en el rendimiento de los trabajadores en las horas de la tarde, no se puede atribuir a los alimentos del almuerzo, ya que todo el conjunto de participantes comieron platos similares y se abstuvieron de bebidas alcohólicas.

La investigación, dirigida por el Dr. Werner Sommer de la Universidad Humboldt, dijo que los resultados sugieren que las comidas deben adaptarse al lugar de trabajo. "Llegamos a la conclusión de que la comida en un restaurante es tan relajante que parece reducir los procesos de control cognitivo por un tiempo”, concluyeron.

Según los autores esperaban efectos positivos en los procesos psicológicos de los participantes que comieron en el restaurante, que llegaran descansados y retomaran con la misma energía de la mañana sus labores. Sin embargo, la atenuación del control cognitivo es negativo para ciertos propósitos, no para todos.

Según el Dr. Sommer, la reducción cognitiva es una desventaja cuando se requiere un constante auto-monitoreo del desempeño y la falta de atención en el trabajo trae errores significativos, tales como en un laboratorio, en fábricas de productos varios, en procesos bastante técnicos, trabajos de constante producción, o de procesamiento numérico.

En otras situaciones, la atenuación del control cognitivo puede ser ventajoso, por ejemplo, cuando se desea la armonía social o la creatividad.' El estudio publicado en la revista Public Library of Ciencia ONE, dice que el primer grupo que comió solo en su escritorio en una cantidad limitada de tiempo, llegaban relajados con la mente despejada, y así no fueran tan rápidos en sus trabajos, tenían buenas ideas.

La investigación encontró que la comida de restaurante, en comparación con una comida normal de oficina tuvo un efecto relajante en el nivel consciente, tal y como se refleja en las evaluaciones subjetivas. Por lo que ese grupo que salió a almorzar tuvo chispas de creatividad que les ayudó en sus trabajos.

Los efectos experimentales en las sesiones de comidas se pueden resumir mejor como una reducción del control cognitivo en el nivel de rendimiento; mientras que los resultados neurofisiológicos indican un debilitamiento del control cognitivo relacionado con el desempeño y los procesos de seguimiento de errores.

Finalmente el estudio recomienda que las personas que viven de la creatividad, de la innovación y de tener que estar pensando ideas diferentes, en profesiones como diseño, publicidad, artes plásticas, música, entre otras, deberían darse el tiempo para salir a almorzar y visitar diferentes ambientes. Mientras que las personas de trabajos técnicos, de producción, de rapidez, entre otras, deberían almorzar en su puesto para que su nivel cognitivo y de concentración siga en su lugar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.