Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/13/1995 12:00:00 AM

ESCOJA EL FINAL...

Se estrena en Estados Unidos la primera película de cine interactivo. Desde sus sillas, los espectadores controlan la trama y eligen el final.

CONTROLAR las historias cinematográficas es algo que todo espectador ha soñado. Muchos admiradores de Lo que el viento se llevó hubieran querido, hace 50 años, un final feliz para Rhett Butler y Scarlett O ' Hara. De ahí que se haya hecho una serie de televisión con la continuación de su romance y ahora se piense también en continuar Casablanca, seguramente con la idea de que Rick y su amante al final se unan para siempre. Pero a partir de este mes no será solo un deseo o cuestión de segundas partes que la heroína se quede para siempre con el galán. El 17 de febrero se estrena en Estados Unidos Mr. Payback (Señor Recompensa), la primera película de cine interactivo, en la cual el espectador es quien decide el final.
La cinta -que se presentará en 50 salas de cine de Estados Unidos- ha sido promocionada con el eslogan: 'Haz algo. No te quedes ahí sentado'. Tras una breve proyección de introducción en la trama, quienes paguen los cinco dólares que cuesta la entrada podrán empezar a determinar el curso del libreto, realizando cerca de 12 elecciones a lo largo del filme. El papel de Mr Payback, un personaje cibernético, está codificado en cuatro discos láser. Los espectadores de Mr. Payback sólo tendrán que oprimir los botones que hay en el brazo de sus asientos. Un computador procesará las pulsaciones electrónicas y determinará, según la votación, qué es lo siguiente que sucederá en la pantalla.
Quienes están detrás de este experimento cinematográfico son Sony del Japón e Interfilm de Estados Unidos. Los ejecutivos de las dos compañías, al igual que los propietarios de muchas salas de cine, creen que es hora de pensar en el entretenimiento del futuro y saben que las nuevas generaciones, criadas al frente de una pantalla de computador, están acostumbradas a manejar y controlar su diversión. Por ello han decidido invertir una fortuna en este nuevo proyecto, y no sólo en la creación de los efectos especiales. El director y guionista de Mr. Payback es Bob Gale, creador de Regreso al fuluro, y los actores son Christopher Lloyd y Billy Warlock.
Atraer audiencias ha sido un objetivo de la industria cinematográfica a lo largo de su historia. En la década de los 50 la novedad la constituyeron las películas en tercera dimensión cuya versión moderna es el formato Imax. También por ese entonces algunos se idearon el truco de ponerles choques eléctricos a los asientos para hacer más emotivas ciertas escenas en algunas películas de terror o repartir cartelones con letreros en luz fosforescente entre los asistentes para que votaran por uno de los dos finales preparados por el guionista. Diez años después surgió la Smell-Vision que esparcía aromas según ciertas escenas de las películas. Ahora, usted elige...
No obstante, a pesar de la expectativa que ha generado el estreno de Mr. Payback, al cine interactivo le han llovido críticas. Hay quienes sostienen que este tipo de producciones nunca lograrán la excelencia para un Oscar. Otros aseguran que la gente se sentirá frustrada cuando el final elegido por la mayoría no sea el de su elección. Pero lo cierto es que esta nueva tecnología hará que las salas de cine dejen de ser ese silencioso recinto donde el sonido de un paquete de papas saca de casillas al vecino, para convertirse en una especie de tribuna de estadio: los espectadores tratando de convencer a gritos al resto de asistentes para que vote de tal o cual forma.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.