Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/2/2011 12:00:00 AM

España se convierte en un país libre de humos

En uno de los paises europeos donde más se consume tabaco, entra en vigencia una nueva ley que prohíbe fumar en los espacios públicos cerrados e incluso en ciertos espacios abiertos.

Con la entrada en vigor de la nueva Ley Antitabaco España se convierte hoy en un país libre de humos, un reto para los fumadores españoles que ya no podrán encender un cigarrillo en lugares públicos cerrados y en algunos espacios abiertos, como los parques infantiles y el entorno de hospitales.

El endurecimiento de la legislación vigente desde 2006 implica que no se puede fumar en ningún local, incluidos los bares, los restaurantes, las discotecas, los casinos y los bingos.

Este domingo quedan libres de humo todos los lugares accesibles al público o de uso colectivo, con independencia de su titularidad pública o privada, así como los transportes públicos o colectivos.

En el ámbito de la hostelería, sólo está permitido fumar al aire libre; es decir, en todo espacio no cubierto o rodeado lateralmente por un máximo de dos paredes, muros o paramentos.

Tampoco se pueden consumir cigarrillos en todo el recinto de los hospitales, incluidos accesos y zonas de tránsito, y en las áreas de ocio infantil, así como en los centros educativos, aunque se permite en los lugares abiertos de los campus universitarios.

Como novedad, los consumidores tendrán a su disposición tabaco en las máquinas automáticas de las tiendas de conveniencia de las estaciones de servicio.

Los medios de comunicación también están sujetos a esta ley, que les exige a partir de este momento no emitir programas o imágenes en las que los presentadores o colaboradores fumen o publiciten tabaco.

Sí será legal consumir pitillos en clubes privados de fumadores, en las zonas separadas de establecimientos penitenciarios, centros psiquiátricos, de mayores y de personas con discapacidad, mientras los hoteles reservarán hasta el 30 por ciento de las habitaciones para quienes tengan esta adicción.

Las infracciones leves serán sancionadas con una multa de hasta 30 euros (unos 40 dólares), las graves se penalizarán con hasta 10.000 euros (más de 13.000 dólares) y las muy graves acarrearán hasta 600.000 euros (alrededor de 800.000 dólares).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.