Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1997/01/06 00:00

ETERNA JUVENTUD

ALFONSO LOPEZ MICHELSEN Y ENRIQUE SANTOS CASTILLO VAN A ESTA CLINICA EN ALEMANIA. QUE TIENE ESTE CENTRO MEDICO QUE OFRECE UNA RENOVACION MENTAL Y FISICA?

ETERNA JUVENTUD

Cada vez más colombianos están yendo a un lugar en las montañas alemanas cerca de la ciudad de Munich. Se trata de la clínica Four Seasons, donde la esperanza de mantenerse joven, de tener una vida mejor y más larga llamala atención de hombres y mujeres que buscan neutralizar el paso de los años. El doctor Claus Martin, cardiólogo especialista y dueño del lugar, ofrece un tratamiento que cada vez obtiene más adeptos. Es un método con inyecciones de células vivas extraídas del feto de cordero, que retrasan el envejecimiento y ayudan a resolver o prevenir problemas crónicos que llegan con la edad, tales como el estrés, la artritis, la mala circulación, la impotencia, la mala memoria y hasta el tan temido mal de Parkinson. En un ambiente de absoluta tranquilidad, rodeado de un lago y los Alpes, durante seis días los pacientes del doctor Martin se someten a una terapia que se ha practicado en Europa desde hace 50 años y que a pesar de no tener confirmación científica ha dejado satisfechas a miles de personas.Una verdadera terapia natural Desde el primer día el paciente empieza a recibir toda clase de atenciones por parte de los médicos, que realizan un examen físico completo para detectar las deficiencias, las necesidades y los factores de riesgo. Durante los dos días siguientes se define el tipo de tratamiento y el método, ya que la terapia viene en tres formas diferentes. La primera, la más tradicional, es por medio de la aplicación de células frescas extraídas del embrión vivo de la oveja e inyectadas inmediatamente. Para obtener estas células se requiere un proceso largo y complicado: hay que tener una cría de ovejas muy bien cuidada y un laboratorio para preparar las inyecciones. Los otros dos métodos son menos complejos y se basan en células congeladas o secas. Pero la fuerza del tratamiento en términos de sanación y regeneración depende del tipo de células que se utilicen, y sin duda las mejores son las que están recién extraídas. Estas últimas, al ser más frescas, tienen una efectividad casi inmediata. Cualquiera que sea el método, el tipo de célula que se usa en la aplicación depende de la necesidad individual del paciente. La tarea de los expertos en el centro médico es escoger células de 25 órganos o tejidos distintos en el cuerpo humano y preparar el medicamento apropiado para cada organismo. Una vez el 'coctel' especial para las necesidades del paciente se ha determinado se le aplica la dosis y éste debe permanecer dos días en absoluta quietud para no sufrir ningún tipo de irritación o inflamación durante el proceso inicial. Según el doctor Martin, los estudios demuestran que una hora después de haber inyectado las células un alto porcentaje del material ya se ha distribuido a los diferentes órganos y tejidos del cuerpo que necesitan regenerarse. Por ejemplo, en el caso de una deficiencia del hígado se inyectan células de hígado de oveja y cuando es bronquitis células de pulmón. Aunque la asimilación de las células de embrión por parte del organismo sea prácticamente inmediata, a veces deben pasar meses antes de que la persona empiece a sentir los beneficios de la terapia. Esto sucede porque, a diferencia de los tratamientos con hormonas o drogas artificiales, este es un mecanismo biológico que trabaja al ritmo de la naturaleza. "El cuerpo actúa lenta y deliberadamente para sacarle el mayor provecho a los componentes vivos que acaba de recibir" explica el médico alemán. "Sin embargo, la mitad de los pacientes que vienen a Four Seasons a la segunda semana perciben los primeros resultados". Las personas que acuden a la clínica Four Seasons son por lo general mujeres entre los 40 y 50 años y hombres mayores de 60 años que han alcanzado un nivel de estrés intolerable. Pero el 80 por ciento de los pacientes no están realmente enfermos. La mayoría de quienes pasan esos seis días en el centro médico están ahí principalmente para estimular el sistema immunológico, fortalecer las defensas y rejuvenecer aquellos tejidos del cuerpo que empiezan a sentir los primeros síntomas de la vejez . Aunque todo los procedimientos han sido estudiados y las inyecciones son completamente naturales y biológicas, éste, como cualquier tratamiento médico, a veces puede crear algunos efectos colaterales. Sin embargo, según el especialista, los casos de alergia o reacción negativa hacia las células vivas son muy remotos. Los médicos han encontrado que a veces puede surgir una leve irritación o una sensación de agotamiento durante los primeros días posteriores a la terapia, pero en general la posibilidad de algún efecto es muy escasa. Los seis días de tratamiento y hospedaje con todo incluido en este lugar tienen un costo de 6.900 dólares por persona, es decir lo mismo que una cirugía plástica. El doctor Claus y los especialistas de Four Seasons recomiendan la terapia de células vivas una vez al año para aquellos pacientes que han superado los 70 años y concluyen diciendo que contra el tan temido proceso de la vejez no hacen milagros, ni prometen lo imposible, pero que sí hay un 75 por ciento de éxito asegurado. Experiencia propia Desde hace más de 10 años Claus Martin ha dedicado todos sus esfuerzos a este centro médico que surgió a raíz de un problema de salud familiar que no tenía solución. Patrick, su hijo mayor, tenía la enfermedad de Perthe, una malformación de la cadera en la cual el hueso central se quiebra, no hay crecimiento y el dolor es constante. El caso de este joven era tan grave que ni siquiera podía caminar. Visitaron a los mejores especialistas del mundo y todos insistían que se sometiera a una compleja operación que después de dos meses de convalecencia tenía el riesgo de dejarlo paralítico. Claus, quien había oído hablar sobre un doctor Schmidd que realizaba terapias con células vivas, prefirió buscarlo. Lo encontró y descubrió que ya había atendido 10 casos iguales al de su hijo y había obtenido excelentes resultados. Así pues, Martin decidió ensayar el novedoso método y él mismo le aplicó las inyecciones a Patrick. A los dos meses estaba caminando y al año las radiografías de la cadera mostraban que el joven estaba completamente recuperado. Hoy Patrick, quien hasta el año pasado estuvo vinculado sentimentalmente con Lina Botero, la hija del pintor Fernando Botero, tiene 28 años, mide 1,90 y goza de una perfecta salud. Ese gran logro fue el motivo que estimuló a su padre a dedicarse a esta terapia de tiempo completo.Hoy solamente existen cuatro clínicas en el mundo que ofrecen este tratamiento de inyecciones con células vivas. Four Seasons es una de ellas. La terapia aplicada allá no ha sido reconocida en Estados Unidos, pero sí en Francia, Suiza y Alemania, donde existen clínicas similares. Lo cierto es que el nombre del famoso centro médico y sus terapias ya llegaron al oído de los colombianos, que al conocer los milagros del lugar seguramente querrán entrar en la moda de las células vivas.Sobre el resultado del tratamiento, Enrique Santos Castillo, quien acaba de regresar de hacérselo, afirma lo que opinan todos los colombianos que se lo han aplicado hasta ahora: "Yo no soy un científico, pero mi impresión después de regresar de Alemania es que vale la pena".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.