Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/2/2012 12:00:00 AM

Etiqueta de la ruptura: diez consejos para terminar una relación con dignidad

"No eres tú, soy yo", es una de las frases de cajón más utilizadas. Y es que ponerle punto final a una relación es tan difícil como iniciarla, por eso Semana.com habló con expertos sobre algunos consejos para hacer menos traumática la ruptura.

Hasta para romper con alguien hay que tener buenos modales. En los manuales de urbanidad de hace cincuenta años le recomendaban a los novios “destruir todas las cartas y devolver los regalos de valor, no hablar mal de la pareja frente a la familia y amistades y, sobre todo, siempre decir que la dama fue quien terminó la relación para no ponerla en vergüenza”.

En pleno siglo XXI las relaciones han cambiado y las personas se enamoran y se desenamoran de forma express. El problema es cuando uno de los dos miembros de la pareja decide unilateralmente terminar la relación y tiene que comunicárselo al otro.

“Muchas veces las personas no sienten que tienen derecho a terminar una relación por no afectar a sus hijos, las presiones familiares y sociales o por un falso sentimiento de consideración”, explica Pedro Fernández, psicoanalista de pareja.

“Cada persona debe consultar su corazón y hacerse la difícil pregunta de qué es lo que quiere. Si la respuesta es que quiere estar con otra persona o solo, hay que aceptar que el amor se acabó”, agrega Fernández.

William Antonio Díaz, psicólogo clínico magíster en Terapia Familiar Sistémica, explica que no existen las recetas mágicas ni un guión al momento de terminar pues cada pareja tiene sus propias narrativas y sus rituales. Sin embargo, según recomienda, la regla de oro es: “hacer por los demás lo que me gustaría que hicieran por mí”.

A partir del artículo más reciente del psicólogo clínico Seth Meyers sobre la etiqueta de la ruptura, Semana.com recopiló diez consejos para decir adiós y así minimizar las heridas que quedan tras una separación traumática.

1.
Asegúrese de que quiere terminar. No tome la decisión en un momento de rabia. Espere a estar más tranquilo y analice sus sentimientos.

2.
Una vez decida finalizar la relación, no dilate la ruptura para evitar herir a su pareja. Tampoco le de falsas esperanzas a la otra persona ni le pida un tiempo para aclarar sus sentimientos si no lo necesita

3. Sea sincero y claro. No recurra a molestos lugares comunes como “no eres tú, soy yo”. Lo mínimo que merece su pareja es que le hable con honestidad sobre sus sentimientos y expectativas.

4. No haga de la conversación una pelea. No grite ni recurra a los insultos. Respete a la persona por la que una vez experimentó sentimientos de amor y atracción.

5. Termine la relación en un lugar privado. Si la relación fue de dos, debe continuar siéndolo hasta el final. Busque un lugar tranquilo y donde nadie lo interrumpa.

6.
Rompa con su pareja en persona, no a través del teléfono, de un correo electrónico, ni mucho menos de un mensaje de texto.

7. Preserve lo bueno, no lo malo. Dígale a su pareja lo que va a extrañar de ella, lo que aprendió mientras estuvo a su lado y agradézcale por los buenos momentos.

8.
Inmediatamente después de la ruptura, no comience a salir con nadie más. Respete el proceso de duelo de su pareja y viva el suyo.

9. No huya después de darle la noticia a su pareja. Exprésele su preocupación por su bienestar y felicidad y antes de irse asegúrese de que esté tranquila y en un lugar seguro.

10. Un mes después de la ruptura, mándele a su pareja un correo electrónico con un tono conciliador y amable para desearle que esté bien y demostrarle que la recuerda. Lo mejor es no entrar en un intercambio de correos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.