Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2005/02/20 00:00

Fiebre de 'blogs'

Las bitácoras virtuales dejaron de ser una simple moda para convertirse en el fenómeno cultural más impresionante de la red.

El diario erótico que Natacha Merritt llevaba en Internet (www.digital-diaries.com) tuvo tanto éxito que la editorial Taschen decidió publicarlo como libro (izquierda). El 'flog' del fotógrafo David J. Nightingale, chromasia (http://www.chromasia.com/iblog/), es el más visitado del directorio de 'blogs' photoblogs.org.

Eason Jordan, el jefe ejecutivo de información de CNN, nunca se imaginó que unas despreocupadas declaraciones le pudieran costar el trabajo por culpa de los bloggers. Al parecer el 27 de enero Jordan sugirió en el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza) que el ejército de Estados Unidos había asesinado deliberadamente a 12 periodistas en Irak. El chisme -pues no hay todavía una versión oficial de las declaraciones- se difundió tan rápido en Internet que generó virtualmente una tormenta (o blogstorm) en la blogósfera. Y más tardó él en regresar a su oficina que el rumor en volverse escándalo.

Jordan no ha sido el único. Los bloggers estadounidenses han alcanzado tal influencia que ya han cobrado la cabeza de varios pesos pesados de la política y los medios, como Dan Rather, periodista de la CBS y Trent Lott, líder de la mayoría republicana en el Congreso.

Pero el fenómeno de los blogs va mucho más allá de estos casos. De hecho, los blogs con inclinación política que buscan influencia en los medios son sólo una pequeña parte del universo de la blogósfera y una tendencia más bien gringa que ha tomado fuerza desde el 11 de septiembre y la guerra en Irak. En el resto del mundo, y aparte de la política, los blogs se han convertido durante los últimos cinco años en el fenómeno cultural más importante de la red.

Aunque resulta imposible calcular su número, Perseus Development, una empresa de encuestas por Internet, especula que a finales de 2004 había 10 millones de blogs. Mientras Pew Internet & American Life, dedicada a explorar el impacto de Internet en la sociedad, calcula que cada 5,8 segundos se crea un nuevo weblog, sólo Blogger, uno de los directorios más usados, acoge a 45.000 usuarios nuevos al mes, es decir, unos 1.500 nuevos bloggers por día. Y el diccionario Merriam-Webster's, uno de los más usados en habla inglesa, declaró 'blog' como la palabra del año 2004.

UN MUNDO VIRTUALMENTE INFINITO

Un blog no es exactamente una página web. Lo esencial del blog es que funciona como un diario abierto o bitácora en la que el blogger (el dueño del blog) actualiza periódicamente su contenido. En la mayoría de casos los blogs son el registro de experiencias, observaciones diarias, pensamientos o fotos caseras tomadas con cámaras digitales. Pero en los más sofisticados se publican desde noticias, ensayos, cuentos y poemas, hasta archivos de música, videos, animaciones y fotos profesionales que se renuevan todos los días. Cada blog contiene un pequeño perfil -verdadero o falso- del blogger, una lista de los links que más visita y un espacio abierto para comentarios.

Además, a diferencia de las páginas web, un blog no busca beneficios económicos ni necesita de complicados diseños para atraer lectores. Más bien busca algo más sencillo: la libre expresión y la comunicación. "A finales de los 90 los 'websites' que emocionaban a la gente eran templos fulgurantes del individualismo con diseños gráficos despampanantes. Pero con la llegada del nuevo siglo hemos visto un resurgimiento de los tipos de comunicación social para los que Internet siempre estuvo disponible, pero que fueron suprimidos -y quizá vistos como pasados de moda- durante los años del 'boom' de los negocios en la red", escribe David Gauntlett en Web.Studies, un libro dedicado a las más recientes investigaciones sobre la red.

Poner un blog es tanto o más fácil que sacar una cuenta de email. Solo basta ir a uno de los directorios (ver SEMANA.com), entrar en la opción 'crear blog', elegir una contraseña, inventar un nombre y escoger una de las opciones preestablecidas de plantilla. De ahí en adelante todo depende de la creatividad del blogger.

Por ejemplo, hay un blog que publica únicamente fotos de manos, otro que cuelga diariamente recetas de cocteles exóticos, otro que relata una novela mientras la corrige en línea, otro que expone una foto del contenido de los bolsillos del blogger al llegar a su casa y otro más que publica imágenes de la vida cotidiana de una persona distinta cada día en cualquier lugar del mundo.

Hay blogs que trascienden incluso el ámbito de lo virtual. Es el caso de Natacha Merritt, una desinhibida californiana de 27 años que después de abandonar su carrera como abogada en la Sorbona de París empezó un flog (abreviación de foto-blog, un blog de fotos) en el que registraba al detalle su vida sexual. Su trabajo atrajo a otras (y otros) modelos con quienes se fotografiaba en cuartos de hoteles y pronto se volvió tan popular que llamó la atención de la editorial Taschen. Hace un par de semanas, Taschen decidió publicar lo mejor de su flog en inglés, francés y alemán. Mientras tanto, Natacha prepara exposiciones y continúa alimentando su flog.

Y los hay también dedicados exclusivamente a los bonsáis, o a la comida tailandesa, o a las reseñas de películas, a compartir experiencias extraterrestres y besos lésbicos. Existen blogs que se escriben a muchas manos, otros que dan consejos técnicos y espirituales, otros que son directorios interminables para acceder a otros blogs, y blogs que se dedican a comentar blogs. Y la lista sigue, virtualmente hasta el infinito.

Los principales directorios donde puede crear un blog son:

- www.blogger.com

- http://www.livejournal.com  

- www.movabletype.org

- http://wordpress.org  

Los directorios en español más concurridos en los que puede registrar su blog son:

- www.bitacoras.com  

- www.bitacoras.net

- www.bloguisferio.com

Los directorios con los mejores flogs:

- www.photoblogs.org

- www.fotolog.net

Todo lo que necesita saber sobre blogs en http://weblogs.about.com

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.