Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/29/1996 12:00:00 AM

FIEBRE DE JUEVES POR LA NOCHE

CANSADOS DE LA CONGESTION DE LOS SABADOS, LOS EJECUTIVOS TRASLADARON LA RUMBA PARA EL JUEVES.

Hace 10 años las noches de un jueves en una ciudad colombiana tenían el mismo aspecto sobrio de las del lunes, martes y miércoles. Las calles estaban desiertas, el silencio se apoderaba del ambiente y la granmayoría salía de su trabajo directo a la casa con el fin de reponer fuerzas para enfrentar el último día laboral de la semana. Pero en una década las costumbres han cambiado drásticamente. Desde hace dos años los bares y los restaurantes de la capital han registrado que tanto la asistencia como las ganancias en este día son, si no mejores, al menos iguales que las de un fin de semana. Todo esto indica que muchas personas ya no esperan al viernes o sábado para divertirse y que, sin duda, prefieren salir de rumba el jueves que cualquier otro día de la semana. Según Víctor Nieto, propietario de Replay, uno de estos establecimientos nocturnos, "el jueves se institucionalizó como el día clave para salir a comer, bailar y tomar". Por lo general ese mismo grupo de personas ahora emplea el fin de semana para hacer otras actividades, como salir de la ciudad, ir a cine o simplemente para descansar. Sin embargo los más parranderos, aproximadamente un 40 por ciento de los que salen los jueves, también lo hacen el viernes y el sábado.Lo anterior no quiere decir que en el fin de semana a estos sitios no se asome nadie. Lo que ha sucedido es que muchos profesionales de cierta posición económica y social han escogido ese día, y no el viernes o el sábado, para distraerse. Así logran evitar la congestión que en el fin de semana arman, según ellos, los estudiantes, y pueden rumbear de una manera más calmada..Aunque en los bares de moda la ocupación de un jueves es del 100 por ciento, en algunos de estos lugares la asistencia está un poco por debajo de la del viernes y el sábado. Pero la mayoría de propietarios coincide en que la rumba del jueves es superior a las de otras jornadas de la semana. "Ese día la ocupación del local es del 80 por ciento mientras que un sábado es el 100 por ciento", dice Paula Zapata, administradora de Míster Babilla. "Sin embargo, agrega, el jueves la gente factura más". Esto ocurre porque los clientes del jueves son profesionales que, por su posición económica, pueden pedir licores finos, mientras que los del sábado son por lo general estudiantes que sólo consumen ron y cerveza. Para Mauricio Moreno, propietario de varios establecimientos nocturnos en la zona rosa de Bogotá, la del jueves es su mejor noche en materia económica. "Con una asistencia de 200 personas llegué a facturar alrededor de seis millones de pesos, mientras que un sábado las ventas podían ser apenas de dos millones". Y aunque es una costumbre que se inició en la capital y está completamente consolidada, en ciudades como Cali, Medellín y Cartagena la tendencia es seguir la misma costumbre. Según cifras de la Asociación Colombiana de Restaurantes y Afines Acodres, seccional Medellín, el fin de semana comienza el jueves, y gran parte de los locales tienen una ocupación entre 70 y 80 por ciento, el viernes de 80 a 90 por ciento y el sábado la asistencia está en 50 por ciento.Entre los clientes más asiduos de los bares en un jueves se encuentran empresarios, corredores de bolsa, banqueros, empleados de embajadas y multinacionales que bajo el lema "el trabajo que no se hizo de lunes a jueves ya no se hace el viernes", adelantaron el fin de semana. Estos personajes aparecen a las 7:00 de la noche después de clausurar sus asuntos en la oficina. "Por el ritmo de vida que llevan quieren tener el jueves un sitio descomplicado donde puedan desconectarse y desahogarse un poco", dice César López, del restaurante y cantina San Angel. Según los entrevistados, el jueves resultó ser para ellos la ocasión perfecta porque ese día los universitarios y estudiantes de colegio, que son quienes mayor bullicio arman en las discotecas y bares, generalmente no salen por cuestiones de estudio. "El plan del jueves es más de rumba sana, de gente que se conoce entre sí y que se siente en casa", dice Paula Zapata. Y la verdad es que para quienes atienden los bares la rumba es mejor este día gracias a la calidad de la gente. "En viernes y sábado hay mucho borracho peleón, mientras que los ejecutivos de los jueves son personas más serias que igual se divierten sin hacer escándalos", dice Víctor Nieto. Otros, con la mentalidad puesta en que "lo que no se hizo de día se hace de noche", acuden los jueves a establecer relaciones públicas de las cuales dependerán muchos de sus negocios futuros. Para algunos, los sitios de moda se llenan el jueves porque es la oportunidad perfecta para verse con sus amigos y codearse con los miembros del jet set. "El jueves es un día de pantalla, dice Zamira Nassar, administradora de Harry's Cantina. Es la ocasión más 'in' para mostrarse, y por lo tanto para que la gente establezca su tarima de lanzamiento". Según Mauricio Moreno, los reyes de la rumba del jueves son gente 'bonita', divertida, de mejores gustos y que posee un mejor estilo para celebrar.Lo que más sorprende es cómo pueden estos profesionales continuar al otro día con sus asuntos laborales. Lo único cierto hasta ahora es que entre ellos, el tema de un viernes ya no es cómo será la rumba en la noche sino cómo estuvo el jueves cultural.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.