Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2000/09/11 00:00

Fumar o no fumar

Los científicos experimentan con una molécula que controlaría la necesidad del tabaco.

Fumar o no fumar

Sería maravilloso que la gente pudiera fumar y dejar de fumar sin tener que pasar por dolorosos procesos como los parches de nicotina o la abstención radical. Eso sería posible en un futuro si las investigaciones al respecto siguen dando buen resultado como hasta ahora. Durante la conferencia ‘Tabaco o Salud’ realizada en Chicago la semana pasada, los científicos del Hennepin County Medical Center de Minneapolis dieron a conocer los resultados preliminares de una posible vacuna contra el cigarrillo que funcionaría al estimular el sistema inmunológico. La vacuna busca reducir la cantidad de nicotina que llega al cerebro para hacerla menos adictiva.

Como la molécula de nicotina es muy pequeña para generar una respuesta inmunológica en el organismo, el grupo liderado por el doctor Paul Pentel creó una molécula que induce a los anticuerpos hacia la nicotina. Cuando estos dos elementos se juntan en la sangre forman una nueva molécula que es demasiado grande para penetrar en el cerebro. Al reducir la cantidad de nicotina en dicho órgano, esta se vuelve menos adictiva. Actualmente la vacuna se está probando en ratas y los científicos aún no cantan victoria pues argumentan que el problema del cigarrillo en los seres humanos es mucho más complejo que en ratones de laboratorio.

Hasta el momento la vacuna ha logrado reducir en animales el efecto de la nicotina en la presión sanguínea, ha limitado los efectos de abstinencia y ha hecho que las ratas no seleccionen la nicotina cuando se les dan varias opciones. Aún falta ver cómo reacciona en las personas.

Según estudios, quienes dejan de fumar a punta de fuerza de voluntad tienen un éxito de apenas un 7 por ciento a largo plazo. Por eso la medicina se ha empeñado en encontrar nuevas terapias y medicamentos que ayuden a los fumadores a dejar ese hábito. Actualmente los parches, inhaladores y chicles de nicotina son tratamientos de primera línea. En Estados Unidos varios medicamentos probados por la FDA han mostrado incrementar el éxito y la ayuda especializada también aumenta las posibilidades. Pero una vacuna sin duda sería un descubrimiento revolucionario que permitiría a muchos quitarse de encima ese problema que, según se ha confirmado, aumenta el riesgo de cáncer del pulmón y otras enfermedades mortales.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.