Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/27/2017 10:15:00 PM

Más cerca de la ciencia

En una economía globalizada, las empresas tienen que recurrir a la investigación científica para mantener su competitividad. Práctica que se pone en marcha en el país.

Sin innovación una industria no puede competir. Esa es una premisa que cada vez tienen más clara los empresarios. Sin embargo, innovar requiere de conocimientos científicos y de invertir en investigación, una actividad que necesita grandes capitales y que no produce resultados inmediatos, pero que si tiene éxito puede crear nuevos productos o procedimientos que son la clave para que una empresa triunfe.

En Colombia asociar la actividad industrial con la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i) es reciente. La falta de recursos económicos o acudir a otros métodos para mantener la competitividad, como reducir la planta de trabajadores, son algunas de las razones por las que el empresariado colombiano no recurría a la ciencia. Pero ante una economía globalizada en donde las estrategias tradicionales son cada vez menos eficaces para mantener la competitividad, los empresarios colombianos han comenzado a cambiar su chip y a acercarse más a la ciencia. O como lo resume Carlos Mario Montoya Estrada, gerente de I+D+i de la compañía de Galletas Noel: “La innovación ya no es una elección, sino una obligación”. Este es el caso de Galletas Noel o de otras empresas como Tecnoquímicas.

Le puede interesar: Colciencias buscará crear alianzas para investigación

Podría pensarse que hacer galletas es una actividad tradicional donde la ciencia no tiene nada que ver. Noel ha querido romper con esta imagen y ha hecho de su fabricación una empresa sofisticada. Hace más de una década crearon la Gerencia de I+D+i dedicada a estudiar y comprender las necesidades de los clientes y consumidores, para traducirlas en productos y procesos que generen valor.

Desde esa gerencia Noel ha establecido un vínculo con distintas universidades para financiar investigaciones. Aunque Montoya no puede hablar específicamente sobre los proyectos por cuestiones de secreto empresarial, afirma que en la actualidad Noel tiene convenios de investigación con la Universidad de los Andes “para explicar los fenómenos subyacentes a los procesos de fabricación de galletas”;, con la Universidad Pontificia Bolivariana en vigilancia tecnológica con miras a orientar la prospectiva del negocio. Además trabaja con centros de investigación internacionales para transferencia de conocimiento científico en temas como el manejo adecuado del trigo. En la actualidad Noel invierte el 0,6 por ciento de sus ventas anuales en innovación, y destina otros recursos para adquirir y desarrollar nuevas tecnologías de producción.

Le recomendamos leer: Colciencias tiene nuevo director

Así como en el sector de alimentos colombianos, en la industria farmacéutica también los empresarios empiezan a mirar la I+D+i como un arma para aumentar su competitividad. Esta industria tradicionalmente está identificada con la investigación científica. Sin embargo, en Colombia buena parte de las empresas se dedican a reproducir fórmulas y fabricar genéricos, algo así como un ensamblador de medicinas. Tecnoquímicas quiso romper con esta tradición y decidió innovar a partir de la investigación científica al estilo de las farmacéuticas multinacionales. “Nosotros quisimos dejar de ser un ensamblador y empezar a formular productos, y la única opción que teníamos para hacerlo era mediante la investigación y el desarrollo”, explica Mauricio Gómez Navarrete, director de I+D de Tecnoquímicas.

En los laboratorios, los científicos trabajan en nuevas combinaciones que enmascaren el sabor de los medicamentos para que los niños no los rechacen, en productos con múltiples principios activos y en medicinas de larga acción y de liberación modificada que reduzcan el número de dosis que debe tomar un paciente. Pero además Tecnoquímicas invierte alrededor de 3.000 millones de pesos en investigaciones científicas en distintas universidades. Apoyan en la Universidad del Valle un estudio sobre el glaucoma; en la Universidad de La Sabana, otro sobre biofarmacéuticos; y en la Universidad de Antioquía financia una investigación relacionada con la acción microbiológica de sus productos para el cuidado de la piel.

También le sugerimos: Sin ciencia no se garantizará el futuro

Ambas empresas son de las más competitivas del país y muchos de sus productos están en los primeros lugares del top of mind de los colombianos. Un ejemplo de cómo la I+D+i puede revolucionar la industria del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.