Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/10/16 00:00

Grandes Auditorios

El negocio de los centros de convenciones y la organización de grandes eventos se proyecta como uno de los mercados más atractivos en Colombia.

Grandes Auditorios

Juntas de negocios internacionales, foros y seminarios. Los altos ejecutivos necesitan reunirse con sus asesores o revisar las metas de su compañía con sus empleados. ¿Dónde realizar un evento con más de 200 asistentes? ¿Existe en el país la infraestructura para recibirlos? En Colombia las empresas, organizaciones, gremios y asociaciones están revaluando los destinos de sus convenciones y conferencias y, a pesar de la difícil situación en que se encuentra la economía nacional, han optado por una logística que les permita reducir sus costos empresariales y maximizar los beneficios. En ese propósito de mejorar la rentabilidad de la empresa se vuelve cada vez más importante para los directivos de las compañías la motivación de sus empleados mediante actividades académicas, sociales o recreativas. A través de ellas se afianza un sentido de pertenencia que los motiva a asumir con mayor compromiso los retos que se han fijado dentro de las empresas.

Es por ello que la realización de grandes eventos se ha vuelto cada vez más importante entre los ejecutivos nacionales y extranjeros que trabajan en Colombia. Y para responder a esas necesidades los centros de convenciones y las cadenas hoteleras están mejorando, tanto en servicios como en logística y tecnología, pues han entendido que uno de los frentes que permitirá al sector del turismo mejorar sus ingresos después de varios años de crisis es, precisamente, el de la realización de eventos. Según Manuel Molina, gerente general del Hotel Dann Carlton de Medellín, “la hotelería sin centros de convenciones es una hotelería agonizante. Quienes quieran ser competitivos deben ofrecer un excelente servicio técnico y humano que no descuide ningún detalle”. Entre los mejores clientes de los centros de convenciones y los hoteles se cuentan los laboratorios y las multinacionales. Los congresos y los seminarios son los eventos más concurridos pues los laboratorios y las grandes compañías suelen reunirse con sus empleados y directivos, muchos de ellos venidos del exterior. Sin embargo las fiestas, los festivales gastronómicos y los eventos sociales también tienen mucha salida a lo largo del año. En el caso del Dann Carlton de Medellín, ubicado en una ciudad de negocios, se realizan cerca de 2.560 congresos anuales, sin contar festivales gastronómicos y eventos especiales organizados por el propio hotel.

Ese mismo fenómeno se da en los hoteles de Bogotá, Cali y Cartagena. En especial en esta última ciudad, que se ha convertido en los últimos años en el centro de las principales cumbres gubernamentales. Fue en Cartagena donde tuvo lugar la cumbre de los No Alineados, así como la cumbre de los países de Rio y del Caribe. Pero también las empresas colombianas han optado por la Ciudad Heroica para realizar sus principales convenciones y cada año se dan cita en el ‘Corralito de Piedra’.



El que pega primero

Los grandes avances en el sector de las telecomunicaciones y la informática no son ajenos a la organización de eventos. El éxito de un congreso o de un seminario no solamente depende de las instalaciones o del servicio sino, en gran medida, de la tecnología que está al alcance de los participantes. Según Lizardo Espinosa, gerente de mercadeo de Alcatel, “la gran ventaja de conectar los eventos a sistemas como las videoconferencias es que se puede interactuar con expertos desde cualquier lugar del mundo, reduciendo costos en desplazamientos y riesgos en seguridad. Igualmente, el ‘invitado’ puede responder todas las inquietudes del auditorio, asegurando que éste sea un éxito”.

Además de las videoconferencias es importante disponer de conexiones a Internet, ayudas audiovisuales, pantallas o proyectores de alta definición, amplificación con micrófonos inalámbricos, tarimas y cabinas de sonido. Incluso hay hoteles que ofrecen oficinas virtuales, adaptadas especialmente a las necesidades de los clientes.



Destino Colombia

Si lo que se busca es reducir los costos, los lugares para conferencias, convenciones y hasta para las más sencillas reuniones cambian. Atrás quedaron Cancún, Miami y Rio de Janeiro como las prioridades para llevar a distraer a los empleados, para lograr una mejor relación interpersonal o para difundir conocimientos que mejoren los procesos de gestión. Hoy la alternativa descansa en los destinos nacionales: Cartagena de Indias, Bogotá, Medellín, Cali, Villa de Leiva, Paipa. La lista se extiende y depende del presupuesto disponible y de los objetivos que se busque alcanzar. SEMANA presenta los hoteles y centros de convenciones más destacados en la organización de convenciones y grandes eventos en las principales ciudades del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.