Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/23/1993 12:00:00 AM

Hay un gene "gay"

Por primera vez se encuentra evidencia científica de un gene responsable de la homosexualidad.


LA SlQUlATRIA SIEMPRE HA CULPADO A las madres de la homosexualidad de sus hijos. Ahora los genetistas les dan la razón. Pero aclaran que no es la cacareada sobreprotección lo que influye en la orientación homosexual de los hombres, sino un gene transmitido por la vía materna. Una anomalía en el último par de cromosomas, concretamente en el X, parece influir en forma determinante en la orientación sexual masculina.
Aunque anteriormente varios estudios han sugerido una base biológica para la homosexualidad, este es el primero en aportar pruebas válidas en el estricto criterio científico. Este descubrimiento viene a confirmar la tesis de que la orientación sexual no es exclusivamente un asunto de elección sino que tiene un componente biológico. Y es la prueba científica de algo que los homosexuales siempre han alegado: que ellos sienten que su conducta sexual está inscrita profundamente en su ser. Por el momento, los investigadores se han ocupado exclusivamente de averiguar las causas de la homosexualidad masculina: sin embargo, han anunciado que ya está en marcha un estudio similar que va en busca del cromosoma del lesbianismo.
El estudio, publicado hace dos semanas en la revista científica Science, muestra que uno o varios genes localizados en el cromosoma X pueden jugar un papel determinante en predisponer a algunos hombres hacia la homosexualidad. Los investigadores estudiaron el mapa genético de 40 parejas de hermanos homosexuales. Para su sorpresa, encontraron que 33 de estas parejas tenían la misma característica, en una región del cromosoma X, coonocida como Xq28. En los hombres, el cromosoma X hace pareja con el cromosoma Y para formar el llamado cromosoma del sexo, en el último de los 23 pares de cromosomas encontrados en todas las células del cuerpo humano. Este cromosoma X del hombre es "heredado" de la madre, quien otorga a su hijo varón una versión de uno de sus dos cromosomas X. Aunque los investigadores aún no saben como el gene puede influir la proclividad sexual, piensan que posiblemente contribuye a formar ciertas partes del cerebro que orquestan el comportamiento sexual.
Inicialmente los investigadores tomaron las historias familiares de 114 hombres, quienes se identificaron a sí mismos como homosexuales, y descubrieron que la gran mayoría presentaba un alto número de tíos y primos gays. Todos estos parientes venían por la línea materna. Los científicos entonces se enfocaron en hermanos gays, con la premisa de que si dos hombres de una misma familia eran homosexuales, probablemente había un factor genético que influía. Usando una técnica especial que permite analizar el mapa genético, los investigadores se enfocaron en el cromosoma X de los hermanos y otros parientes. Los resultados fueron abrumadores: más de tres cuartas partes de los hermanos había heredado el idéntico marcador en el Xq28 del cromosoma X. "Aunque sorprende la facilidad con que esto fue detectado, en parte se debe a que estábamos trabajando exclusivamente en el cromosoma X de individuos que se identificaron como homosexuales ", dice el doctor Hamer. "Esto eliminó la ambiguedad que hubiera podido presentarse si se hubieran estudiado los genes de hombres heterosexuales", explica.
Pero este es sólo el primer capítulo del vasto estudio acerca del comportamiento humano. Los investigadores han determinado en forma apróximada la localización del "gene gay" en la compleja cadena del DNA humano, pero aún no han logrado aislarlo. De ahí que el descubrimiento plantee todavía muchos interrogantes científicos como la forma en que este gene contribuye a determinar la orientación sexual o las probabilidades de que un hombre llegue a ser gay como resultado de llevarlo en su carga genética. Incluso los investigadores señalan que aún cuando lo identifiquen en el cromosoma X, deberán revisar en otros cromosomas en busca de nuevos genes que puedan estar relacionados con la orientación sexual. "La orientación sexual es demasiado compleja para ser determinada por un sólo gene", dice el director del estudio, el doctor Dean H. Hamer del Instituto Nacional de Cáncer de Bethesda, en Estados Unidos. "El valor principal de este trabajo es que abre una ventana en la comprensión de cómo los genes, el cerebro y el medio ambiente interactúan para moldear el comportamiento humano".
Como se recuerda, hace dos años el doctor Simón LeVay, del Instituto Salk de Estudios Biológicos de San Diego, California, anunció que había detectado una diferencia anatómica entre el cerebro de los hombres homosexuales y el de los heterosexuales. Sus conclusiones desataron entonces un debate tan acalorado que incluso otros estudios que han establecido una relación genética con otro tipo de conductas humanas -como el alcoholismo, la depresión y la ezquizofrenia han sido duramente atacados. El nuevo estudio, que será sometido a un nuevo escrutinio científico, ha recibido, sin embargo, un gran apoyo por parte de los investigadores del comportamiento humano. El mismo doctor Simón LeVay, quien es homosexual, ha avalado el estudio como el paso más importante que se ha dado en la búsqueda de un elemento genético para la orientación sexual.
Pero mientras para algunos la demostración científica de que la homosexualidad tiene una base biológica, y el reciente descubrimiento de que es innata, daría un enorme soporte legal a los reclamos por la igualdad de derechos de los homosexuales, la noticia parece no alegrar a todos. Algunos, incluso, han denunciado el nuevo estudio como una disculpa para que en un futuro cercano se haga el "peligroso" intento de corregir la homosexualidad a través de geneterapia. De hecho, ya algunos visionarios han señalado que en un futuro cercano podría desarrollarse un exámen prenatal que detecte una homosexualidad en cierne y abrir entonces la posibilidad de que esta condición sea modificada con un coctel de hormonas suministrado desde el útero materno. En opinión de algunos, lo único que la comunidad homosexual ganará con la identificación del "gene gay" será el intento científico por detectar a quienes lo tienen para someterlos a toda suerte de experimentos a fin de cambiarles su orientación sexual. Pero lo cierto es que para la mayoría la única aspiración acerca de la evidencia científica de que la homosexualidad es simplemente una predisposición congénita, es que se les vea como personas que tienen un comportamiento sexual diferente, pero normal, que ponga fin a la discriminación. -
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.