Sábado, 1 de noviembre de 2014

| 2013/04/16 00:00

A Hollywood ya no lo seduce el sexo

Cada vez hay menos películas con escenas eróticas

'El último tango en París', la película que dirigió Bernardo Bertolucci y protagonizó Marlon Brando en 1973, marcó historia en el cine por sus escenas de sexo.

La última vez que la película más vista en Estados Unidos incluyó una escena erótica fue en 1997, cuando Leonardo DiCaprio y Kate Winslet hicieron el amor en la parte de atrás de un carro junto antes del fatídico hundimiento del Titanic.

Desde entonces el sexo ha ido cediendo terreno en los grandes éxitos de taquilla y ha perdido el round definitivamente frente a los efectos especiales de la tercera dimensión. Al menos así lo asegura un artículo del Sunday Times.

Según explica Vincent Bruzzese, presidente de la división cine de una empresa especializada en investigar mercados, “antes las escenas de sexo solían escribirse sin importar la trama, solo para ponerle un poco de picante a la sinopsis, pero eso es historia”.

Ahora los realizadores se cuidan de no ponerle demasiado picante a sus cintas pues esto solo ocasionaría que no sea clasificada como apta para el público adulto y se perdería la lucrativa audiencia juvenil. Es mejor negocio apuntarle a los mega efectos y los romances imposibles entre seres sobrenaturales, como lobos y vampiros, y humanos.

De hecho, basta con darle un vistazo a las películas nominadas este año al Oscar para notar que ninguna tiene una escena erótica memorable. Ni siquiera en la comedia romántica Juegos del Destino, en la que Jennifer Lawrence interpreta a una adicta al sexo, hay escenas de cama.

Según un informe publicado por el diario británico The Guardian hace una década 120 películas con calificación de prohibida para menores de 18 llegaron hasta el top 10 de la taquilla estadounidense pero el año pasado apenas fueron 80, calificadas así por la presencia de escenas violentas y no de sexo.

Otro estudio, realizado por Warner Bros en Reino Unido, encontró que la cantidad de películas con escenas de cama explícitas que se estrenan al año disminuyó en un 8 por ciento, comparado con el 12 por ciento de 2001. Incluso, arroja una cifra reveladora: todo el 2012, solo dos películas con escnas de desnudos y relaciones sexuales llegaron a la cartelera británica.

Los expertos se aseguran que la renuencia de Hollywood a subirle la temperatura a la pantalla se debe a que los espectadores ya no van a cine buscando sexo, para eso tienen toneladas de pornografía disponible en internet.

Tal parece que películas como ‘Bajos Instintos’, ‘Siete Semanas y Media’, ‘Infidelidad’, ‘Juegos Sexuales’o la polémica ‘El último tango en París’ se convertirán en clásicos de un tipo de cine en vía de extinción. Eso a menos que la versión cinematográfica de ‘Cincuenta sombras de Grey’ caliente un poco la pantalla.

Un fenómeno interesante teniendo en cuenta que en la televisión, en contraste, están arrasando las series con alto contenido sexual y de violencia como ocurre con Juego de Tronos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×