Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/8/1999 12:00:00 AM

HORMONA MILAGROSA

Miles de personas se han entregado al consumo de la Dhea, una hormona que promete la <BR>eterna juventud.

HORMONA MILAGROSA HORMONA MILAGROSA
Desde la antigüedad la gente ha soñado con cuerpos sanos y mentes lúcidas que
permanezcan inconmovibles ante el paso del tiempo. Este deseo inconsciente por alcanzar la
inmortalidad ha obsesionadoa miles de personas que sin pensarlo dos veces han decidido apostarlo
todo, incluso la propia salud, con tal de ganarle la batalla a la vejez. En el intento por recuperar la
juventud perdida algunas han llegado a poner sus cuerpos en bandeja de plata para que
comerciantes e investigadores experimenten métodos extremos, entre ellos la propia manipulación
hormonal.
Al menos eso es lo que ha ocurrido con la Dhea (dehydroepiandrosterona), una hormona que desde
hace un par de años se encuentra en el ojo del huracán gracias a su supuesta facultad para detener el
envejecimiento. Esta sustancia, producida por la glándula suprarrenal, es considerada por los médicos
como la madre de todas las hormonas debido a su facultad para transformarse en otras hormonas
como el estrógeno y la testosterona.
Según se ha podido comprobar, el ciclo de la Dhea comienza en la pubertad y logra su máximo nivel
entre los 20 y los 30 años. Con el paso del tiempo el volumen decrece considerablemente hasta que
a los 70 años sólo queda un 10 por ciento en el organismo. Como la hormona está ligada
estrechamente con la producción de energía celular su sistemática disminución trae consigo el
debilitamiento del cuerpo y la pérdida de las capacidades mentales.
Este fenómeno llamó la atención de varios científicos, como el norteamericano Samuel Yen, quien
durante más de 30 años se ha dedicado a estudiar las implicaciones de la Dhea en el desarrollo
humano. Partiendo de la hipótesis de que los bajos niveles de la hormona podrían ser los causantes de
la debilidad, el insomnio y los cambios de ánimo, el doctor Yen llegó a la conclusión de que el
suministro continuo de cantidades extra de Dhea a personas mayores podría repercutir en el
aumento de la fuerza muscular y en la recuperación de la flexibilidad.
Con este procedimiento sería posible retroceder las manecillas del reloj y lograr que un persona de
70 años tuviera la vitalidad hormonal de un joven de 30. La singular hipótesis de Yen fue ratificada por
otros investigadores, quienes al realizar experimentos con ratones y conejos pudieron comprobar que la
mayoría de los especímenes que mantenían un alto nivel de Dhea no sólo mejoraban su
capacidad física sino que desarrollaban mayor inmunidad hacia las enfermedades.
Ante la posibilidad de haber encontrado el elixir de la eterna juventud, científicos norteamericanos
y europeos se dieron a la tarea de desentrañar los misterios que escondía la controvertida hormona.
Los descubrimientos no se hicieron esperar y de la noche a la mañana las dosis extras de Dhea se
convirtieron en el mejor remedio para combatir la obesidad, el cáncer, la artritis, el insomnio, el lupus y
el Alzheimer. Aunque el éxito no estaba garantizado varias personas mayores decidieron arriesgarse y
experimentar en sus propios cuerpos el reemplazo hormonal. Como si se tratara de una
adaptación de El retrato de Dorian Grey los 'conejillos de indias' aseguraron que el tratamiento no sólo
los hacía verse más jóvenes sino que les había incrementado la energía sexual en un 50 por
ciento.
Esta publicidad alimentó los intereses de algunos comerciantes, quienes aprovecharon la
oportunidad para inundar los mercados de Europa y Norteamérica con pastillas, jarabes e inyecciones
de Dhea. Hasta el momento el éxito ha sido arrollador y se calcula que en Estados Unidos cerca de
30.000 personas han pagado entre 1.000 y 1.600 dólares por cada sesión de inyecciones. Para
aquellos que le tienen miedo a las agujas o que quieren mantener su nombre en el anonimato
también es posible adquirir las pastillas vía Internet.
Si bien a simple vista esta hormona se muestra como la panacea para tratar diferentes tipos de
enfermedades, la verdad es que varios organismos internacionales se muestran renuentes a la
hora de prescribir su consumo. Según la Asociación Norteamericana de Endocrinólogos el tratamiento
puede causar graves complicaciones como diabetes, presión alta y ataques al corazón. Para evitar esta
clase de efectos secundarios los médicos recomiendan recurrir al ejercicio físico pues, según se ha
demostrado, esta actividad aumenta el ritmo cardíaco, lo que a su vez estimula la reproducción de
Dhea.
A pesar de las advertencias médicas y de las graves contraindicaciones que conlleva su uso, lo cierto
es que la hormona se ha robado el corazón de miles de 'viejitos' que ven en ella la última oportunidad
de regresar a su pasado.

La pionera
Antes de que se disparara el boom de la Dhea las esperanzas de miles de viejos se encontraban
depositadas en otra hormona: la melatonina. Al igual que la Dhea, la melatonina ha sido utilizada para
todo tipo de dolencias, que van desde el insomnio hasta la potencia sexual. Según varios estudios
de laboratorio su encanto radica en que actúa como antioxidante y permite la eliminación de los
radicales libres, los cuales pueden generar enfermedades como el cáncer y las afecciones cardíacas.
Aunque nadie niega sus bondades en varios tratamientos médicos, lo cierto es que sus efectos en lo
que se refiere a la longevidad siguen siendo objeto de polémica

En favor
. La Dhea bloquea la acción de la enzima G6PD, que promueve el almacenamiento de grasa y la
división de las células cancerígenas.
. Estudios en ratones han demostrado que los altos niveles de Dhea previenen el daño de las paredes
de las arterias.
. Es necesaria para la acción de cada célula del cuerpo y, por consiguiente, su volumen en el
organismo influye en la capacidad de rendimiento.

En contra
. Tiene efecto masculinizante y si se toma en exceso puede producir alteraciones como vellosidad y
acné.
. Al romper con el equilibrio natural del ciclo se corre el riesgo de que se presenten enfermedades
como la diabetes y las afecciones cardíacas.
. A pesar de la repentina mejoría los resultados no suelen ser satisfactorios a largo plazo y suponen
una fuerte inversión de dinero.

EDICIÓN 1874

PORTADA

La orquesta del Titanic

Para tomar decisiones en el Consejo Nacional Electoral son necesarios 6 de los 9 votos. Cinco de esos votos ya están listos contra la posibilidad de que exista una candidatura viable de centro. La determinación del Consejo Nacional Electoral no será jurídica, sino exclusivamente política.

Les informamos a todos nuestros lectores que el contenido de nuestra revista impresa en nuestro sitio web será exclusivo para suscriptores.

Queremos conocerlo un poco,
cuéntenos acerca de usted:

Maria,

Gracias por registrarse en SEMANA Para finalizar el proceso, por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com

Maria,

su cuenta aun no ha sido activada para poder leer el contenido de la edición impresa. Por favor valide su correo a través del enlace que enviamos a:

correo@123.com